domingo, 26 de mayo de 2013

¿Cómo se defienden y sobreviven los animales al frío?

Los animales que habitan en regiones frías como los polos, o aquellos que deben enfrentar los crudos inviernos, han sido dotados por la naturaleza con mecanismos para sobrevivir a las bajas temperaturas. Estos mecanismos le permiten a los animales mantener su temperatura corporal constante... de lo contrario, morirían.

Protecciones contra el frío
  • Pelaje
El largo pelaje protege al toro almizclero del frío.
Muchos animales que viven en las zonas polares, donde las bajas temperaturas son más constantes, el pelaje los protege. Este pelaje es muy tupido, el cual atrapa y calienta el aire del ambiente, manteniendo al animal caliente. Este pelaje también provee impermeabilidad, lo que le permite al animal mantenerse seco mientras está en el agua. Algunos animales con pelaje protector son: el oso polar, el lobo gris y el toro almizclero, al cual lo abriga su largo pelo.
  • Grasa corporal
Las morsas tienen abundancia de grasa corporal.
La grasa corporal es un buen aislante contra el frío. Muchos animales, como por ejemplo morsas, focas, pingüinos y otros, tienen una capa gruesa de grasa que los protege del frío. Otros, como algunas especies de roedores van acumulando la grasa durante el año para utilizarla también como fuente de energía durante el invierno, en caso de que el alimento sea escaso. Esta grasa corporal puede tener un espesor desde 1 pulgada (2.54 cm) hasta más de 12 (30.48 cm), dependiendo de la especie.
  • Anticongelantes naturales
Se ha encontrado en algunas especies de anfibios la capacidad para producir un anticongelante que los protege de la congelación. Una salamandra de Siberia produce glicerina, lo que disminuye la temperatura de cristalización del agua. De esta forma evita que su agua corporal se congele, aunque la temperatura ambiental llegue a los -50° C. También hay una rana silvestre en América que puede llegar a sobrevivir temperaturas cercanas a los -8° C con la producción de un anticongelante basado en glucosa.
  • Forma del cuerpo
El cuerpo rechoncho ayuda a conservar el calor.
Investigadores han llegado a la conclusión que los animales que viven en regiones frías son más redondos y con extremidades más cortas que otras especies iguales que viven en zonas más cálidas. Estas adaptaciones han sido necesarias para la conservación del calor. Mientras menos superficie corporal se expone, menos pérdida de calor ocurre. Por ejemplo, la liebre ártica tiene cuerpo más rechoncho y patas y orejas más cortas que sus parientes de climas cálidos.
  • Refugios subterráneos
Algunos animales pequeños, como el leming, se protegen del frío en túneles subterráneos, aprovechando la nieve del suelo que les sirve de aislante.
  • Hibernación
Hibernación
La hibernación es un estado en el que el animal deliberadamente entra  para conservar la energía. En este estado tienen la capacidad de bajar su temperatura corporal hasta casi la congelación, así como su ritmo cardiaco y su respiración. Pueden reanimarse cuando es necesario, ya sea para comer, cuando son molestados o por alguna causa externa a ellos. Algunos animales que entran en estados de hibernación son: el puerco espín, el ornitorrinco, el koala, la marmota. La marmota puede hacer descender su temperatura corporal de 37° C hasta 10° C durante la
Marmota
hibernación.

El periodo de hibernación varía según la especie. El ornitorrinco hiberna en periodos de 5 a 10 días, mientras algunos murciélagos hibernan todo el invierno en cuevas, envueltos en sus alas. Algunos colibríes hibernan solo unas cuantas horas durante la noche, bajando su temperatura corporal de 30º C a 21º C, así como su ritmo cardiaco.
  • Sueño invernal
Sueño invernal 
Algunos animales entran en sueños profundos por largos 
periodos durante el invierno, pero sin llegar a un estado de hibernación propiamente dicho. Dichos animales conservan su temperatura corporal normal, aunque pueden disminuir su ritmo cardiaco. Este es el caso de los osos negros, las mofetas y los mapaches.


  • Migración
Migración
Para algunos animales la llegada del invierno representa un problema por la escacez de alimento y de refugio, por lo que tienen que moverse a lugares más cálidos y con más posibilidades de alimentación. Muchas aves migran durante los meses de invierno para buscar lugares más cálidos. Un ejemplo de migración son las golondrinas.

3 comentarios:

  1. Me encanto la inforamcion que compartiste. Datos importantes y cortos ademas apoyados con los visuales. Gracias!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario. Trato en la medida que se pueda hacer los artículos con ilustraciones lo más explícitas posibles para apoyar el escrito.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...