domingo, 10 de febrero de 2013

El mapache y sus parientes

La familia de los mapaches, los prociónidos, consta de unas 18 especies que incluye a los mapaches, coatís, olingos, cacomiseles y kinkajús. Esta familia es considerada como una de los carnívoros más primitivos, ya que se han encontrado fósiles de unos 20 millones de años. Estos animales se distribuyen en diversos hábitats, desde selvas tropicales hasta bosques templados, mayormente en el continente americano. Tienen diferentes aspectos, así como modos muy diversos de comportarse, dependiendo de la especie.

Características generales
Los miembros de esta familia, según los científicos, están emparentados con los cánidos y al igual que éstos, son carnívoros, aunque presentan una dieta muy variada. Se alimentan de peces, crustáceos, anfibios, aves, pequeños mamíferos, insectos, huevos, frutas, vegetales y hasta miel.

Su hábitat natural son las áreas boscosas, donde pasan gran parte del tiempo en los árboles. Establecen su refugio en un tronco hueco, madriguera o en un hueco entre rocas. Durante el invierno duermen gran parte del tiempo, aunque no hibernan. La mayoría de las especies son de hábitos nocturnos, excepto el coatí que es más activo durante el día.

Con relación a la reproducción, en la mayoría de los casos, la hembra alcanza la madurez sexual al año, mientras el macho es a los dos años. Tienen un periodo de gestación entre 2 y 3 meses, teniendo entre 1 y 7 crías. Con excepción del mapache, que puede tener dos camadas, los demás miembros de la familia solo tienen una camada anual.

Mapache
Mapache
De este animal inteligente, hábil, solitario existen 7 especies. Es irascible, a pesar de su amable apariencia. Es fácil de distinguir por su antifaz y su cola anillada. Puede ser visto en casi todos los hábitats, incluso en zonas urbanas. Por su capacidad de adaptación se ha convertido en una plaga, ya que ataca aves de corral y destruye cosechas, principalmente de maíz. El mapache es cazado por su piel, aunque es protegido en reservas y parques nacionales.

El mapache, si sobrevive el primer mes de vida, puede llegar a vivir hasta 10 años en cautividad. Los primeros 21 días de vida, las crías de mapache son ciegas y están expuestas a los depredadores, aunque crecen rápidamente. Aprenden a trepar a los árboles con agilidad gracias a los largos y separados dedos que le ayudan a escalar. Las crías nacen sin antifaz. Este comienza a definirse luego de las 2 semanas de vida. El periodo de gestación de los mapaches es entre 60 y 73 días y pueden tener entre 1 a 7 crías.

Coatí
Coatí
Del coatí existen 3 especies distribuídas desde Centroamérica hasta la mitad superior de América del Sur. Su variada alimentación, su resistente constitución y su organización familiar le permiten adaptarse a climas y ambientes extremos. Puede vivir sin problemas en las húmedas selvas como en los áridos chaparrales, pero no tolera el frío.

Para buscar comida, el coatí husmea con su largo y flexible hocico entre hojas muertas y maleza. Si encuentra algún animal, lo mata con un mordisco en la nuca. Gusta de comer frutas, insectos y pequeños mamíferos.

El coatí es de hábitos diurnos. El macho es solitario, mientras las hembras y los jóvenes forman grupos altamente organizados. Solamente en la época de apareamiento el macho se une al grupo, después de haber competido con otros machos y haber ganado ese privilegio. El apareamiento ocurre en un árbol, luego el macho es sacado del grupo. La gestación dura unos 2 meses y medio y nacen de 2 a 7 crías que crecen rápidamente. Ya a las 3 ó 4 semanas están listas para dejar el hogar, aunque su madre no se los permite. El ciclo de vida del coatí es de unos 14 años.

Olingo
Olingo
De los olingos, existen 5 especies que viven en los bosques tropicales y frondosos, desde Centroamérica hasta América del Sur. Es de hábitos nocturnos, solitarios y arbóreo. Es un ágil trepador que gusta de permanecer en la parte superior de los árboles. Tiene un pelaje oscuro y suave, con una cola tenuemente anillada más larga que su cuerpo. Tiene ojos grandes, brillantes, de color café.

El apareamiento puede ocurrir en cualquier época del año. Después de un periodo de gestación de aproximadamente 73 días, la hembra tiene una sola cría que luego de 27 días abre sus ojos, que como los demás miembros de la familia de los mapaches, nace ciega.

Su alimentación consiste de pequeños animales, frutas y néctar de flores.

Cacomisel
Cacomisel
Existen dos especies de cacomisel, encontradas desde el sur de Estados Unidos hasta México. Este ágil trepador tiene una cola anillada más larga que su propio cuerpo. Es un magnífico cazador de ratones por lo que ha sido domesticado, siendo una mascota cariñosa con sus dueños. Además de los pequeños animales de los que se alimenta, el cacomisel gusta de frutas, bayas e insectos.

El cacomisel es de hábitos nocturnos, solitario, que vive en zonas áridas y rocosas. En la época de apareamiento, que ocurre en la primavera, es cuando único busca la compañía de la hembra. Luego del apareamiento, alimenta a la hembra durante su periodo de gestación, que tiene una duración de unos 45-50 días. Tiene una camada de 2 a 4 crías que ya a los cuatro meses de nacido son capaces de cazar por cuenta propia. Este animal tiene un ciclo de vida de unos 7 años en su entorno natural.

Kinkajú
Kinkajú
El kinkajú es muy parecido al olingo, aunque es más grande. Una diferencia notable es su cola, que es más delgada, larga y tiene una peculiaridad, es prensil, lo que le permite al kinkajú moverse entre las ramas, sujetándose con la cola. Esta especie es única, encontrada en las selvas de Centroamérica y América del Sur. Su alimentación consiste de pequeños animales, vegetales, frutas y miel, la cual lame con su larga lengua que mide aproximadamente 5 pulgadas (12.7 cm).

El kinkajú es de hábitos nocturnos y solitario. Se aparea en cualquier época. Después de aproximadamente 120 días de gestación, la hembra tiene una sola cría, la cual es amamantada por unos 4 meses. Su ciclo vital es de unos 23 años en cautiverio.

Nota: En una época el panda gigante y el panda rojo fueron clasificados en la misma categoría de los mapaches. Actualmente tienen una clasificación distinta y propia, ya que todavía los científicos no se ponen de acuerdo a dónde pertenecen.

2 comentarios:

  1. Interesante. Pensé q habían más animales en este grupo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos Patricia, gracias por tu visita. El conocimiento siempre es interesante.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...