miércoles, 28 de diciembre de 2011

Los perros salvajes y sus técnicas de cacería

La familia Canidae es un extenso grupo que se distribuye en todo el mundo, encontrándose en casi todas las latitudes del planeta. En éste grupo encontramos omnívoros (se alimentan de vegetales así como de carnes) y carnívoros (se alimentan con exclusividad de carnes), algunos siendo carroñeros.  Los miembros de esta familia tienen hábitos alimenticios tan diversos como diverso es el grupo. Los tipos de perros de este grupo familiar incluye desde el perro, coyotes, zorros, chacales, lobos y otros. 

El perro
Perros
El perro es el miembro de la familia que ha sido domesticado por el hombre. En este grupo encontramos una gran variedad de razas, distinguiéndose unas de otras por su tamaño, su color, su constitución física y su pelaje. Son buenos animales de compañía por el cariño y fidelidad demostrada al ser humano. Aunque el perro es carnívoro por naturaleza la relación con el hombre ha cambiado estos hábitos alimenticios. 



El dingo
Dingo
El dingo es un tipo de perro, aunque salvaje. Es el más parecido al perro doméstico. Es un excelente e incansable cazador, con la capacidad de recorrer grandes extensiones de terreno para buscar comida. Puede cazar en solitario o en manada, pero si la comida es escasa puede ser expulsado del grupo. El adulto es un cazador nocturno y sólo mata lo que puede consumir, mientras que los dingos jóvenes pueden organizar cruentas cacerías. Se alimenta de pequeños mamíferos, marsupiales y animales de granja por lo que son considerados como una plaga.



El lobo 
Lobo
Es uno de los cánidos más grandes de este grupo, lo que le permite cazar los animales ungulados de mayor tamaño como los ciervos o venados. Es un cazador de mucha resistencia ya que puede ser capaz de perseguir una presa día y noche hasta atraparla. Cuando cazan en manada el macho dominante es el primero en comer, ingiriendo una cantidad equivalente al 20% de su peso corporal, luego comen los demás lobos según su posición jerárquica.





 
El coyote 
Coyote
Es un cazador furtivo de hábitos nocturnos que se alimenta de mamíferos pequeños como roedores, liebres y otros. Si la presa es muy grande se agrupa con otros coyotes para cazar en manada. El coyote tiene la habilidad de adaptar su estilo de caza a las condiciones de su entorno y a las características de su presa. Este animal también puede ser carroñero (se alimenta de animales muertos), lo que puede representar en algunos lugares gran parte de su dieta. 




El chacal 
Chacal
Este cánido puede alimentarse con frutas, insectos, aves, reptiles y pequeños mamíferos. Cuando se trata de presas más grandes pueden cazar con su pareja, particularmente en la época de celo. Son cazadores furtivos al igual que el coyote, y cuando alcanzan a su presa la matan con rapidez. La mayoría de las especies de los chacales son carroñeros, mientras que el chacal dorado esconde o entierra la comida que no consume dejándola como reserva. 



El zorro
Zorro
La alimentación de la mayoría de las especies de zorro es carnívora, aunque muchos de ellos comen frutas e insectos. Una excepción a la regla es el zorro orejudo, cuya dieta consiste prácticamente en termitas y escarabajos coprófagos, aunque también consume animales pequeños. Los zorros con su agudizado oído y su desarrollada vista nocturna se convierten en unos excelentes cazadores. Normalmente cazan en solitario, y lo que no consumen lo esconden como una reserva de alimento.
 
El cuón
Cuón
El cuón, al igual que el lobo, es un cazador infatigable y en manada pueden matar hasta un búfalo o cualquier animal ungulado de gran tamaño, siendo estos animales su dieta casi exclusivamente.









El perro mapache
Perro mapache
El perro mapache es un cazador torpe de hábitos nocturnos, prefiere las presas fáciles de atrapar como ranas, pequeños roedores y peces en aguas poco profundas. Además se alimenta de huevos, frutas y bayas. También es carroñero como la mayoría de los cánidos. 





El licaón
Los licaones son cazadores excelentes en un grupo bien organizado. Cuando localizan una presa que es parte de una manada crean el caos y el pánico, dispersando así a la manada y aislando al individuo que desean cazar. Esta cacería puede durar unos cinco minutos, matando a su presa con rapidez. 

Licaón
Los licaones comparten la comida amigablemente. Debido a las grandes distancias que recorren para cazar, estos cánidos ingieren toda la comida que pueden, regresan donde se encuentra el resto de la manada y regurgitan (expulsan por la boca el contenido del estómago) la comida para alimentar a los demás. 

Hemos visto la gran variedad de cánidos que existe en nuestro planeta. Una variedad caracterizada por diferencias en tamaño, peso, hábitos alimenticios y técnicas de cacería, que ha sabido adaptarse a los diversos hábitat que presenta el medio ambiente. Un grupo con especies diferentes, pero agrupadas en una misma familia... la familia Canidae.


ARTICULOS RELACIONADOS


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...