miércoles, 21 de diciembre de 2011

Contaminantes de nuestro hogar: cómo reducirlos o eliminarlos

En nuestros hogares existe la contaminación en mayor o menor grado, incluso puede ser superior a la encontrada en el exterior de los mismos. Lo peor de la situación, es que somos nosotros los que contribuímos a ella de diferentes maneras. Es importante conocer los contaminantes que existen y cómo eliminarlos o minimizarlos. Afortunadamente, no es una tarea titánica, solo debemos conocerlos para combatirlos.

Tipos de contaminantes
En las viviendas podemos encontrar una gran variedad de contaminantes. Los mismos pueden ser clasificados en las siguientes categorías: biológicos, químicos, eléctricos y radiactivos, cada uno de ellos provocando una serie de condiciones de salud que pueden afectarnos.

Limpieza efectiva de
contaminantes biológicos
¿Cómo combatir los contaminantes biológicos?
Algunos contaminantes biológicos que podemos encontrar en una casa son ácaros del polvo, moho, polen, caspas y excrementos de animales. Estos son alérgenos (causantes de alergias) para mucha gente, los cuales pueden causar fatigas, dolores de cabeza; pueden ser irritantes para la piel o los ojos, y otras condiciones que afectan su salud.

La mejor forma de combatirlos es con la limpieza. Los ácaros que se encuentran en alfombras, muebles, cortinas, camas, almohadas, o lugares con las condiciones propicias para crecer, se alimentan de la piel muerta de nuestros cuerpos. Una forma adecuada de eliminar los mismos es con una aspiradora que limpie con profundidad estas superficies, utilizar un acaricida periódicamente en superficies que no pueden ser lavadas adecuadamente, y el lavado de las cortinas y la ropa de cama con frecuencia.

Los mohos pueden eliminarse o minimizarse con la eliminación de la humedad en el hogar. Los mohos solo pueden crecer cuando hay agua o humedad en el ambiente. Airear o ventilar adecuadamente la casa (puede ser con un extractor), utilizar un deshumidificador, pueden ayudar a disminuir la humedad y mantener su vivienda alejada de los mohos.

Con relación a los animales, es importante mantenerlos limpios, así como también mantener limpias sus jaulas, o el rinconcito del hogar donde acostumbren acomodarse.


Puede producir gases peligrosos
Contaminantes químicos: ¿qué hacer con ellos?
Los contaminantes químicos pueden encontrarse en forma de productos de limpieza, pinturas, plásticos, gases,
baterías (pilas), combustibles, tintes de cabello, humo de cigarrillos y un sinnúmero de productos que por su composición química pueden resultar perjudiciales para la salud. Estos químicos pueden ser absorbidos por la piel, inhalados, o ingeridos, causando daños al organismo dependiendo de su toxicidad y de la exposición a ellos.

Los gases que generan estufas, calentadores, secadoras, y otros equipos que funcionan con gas, pueden ser venenosos y hasta mortales si las concentraciones en la residencia son muy altas. Por tal razón, cuando utilice estos equipos mantenga puertas y ventanas abiertas para una mejor ventilación, que disipe los gases que se forman.


Los plásticos que se utilizan para las botellas de agua, biberones, y otros productos, contienen químicos que cuando son sometidos al calor liberan sustancias que pueden ser cancerígenas (carcinógeno). Así, que es recomendable no utilizarlos para calentar los alimentos en ellos si no especifican que son seguros para los microondas.

La limpieza del hogar puede realizarse con 
productos de limpieza más ecológicos y menos contaminantes para nuestro hogar y nuestro ambiente. De esta forma contribuímos a nuestro planeta y a nuestra salud. La ventaja de estos  productos ecológicos es que podemos hacerlos en nuestro hogar de forma sencilla y económica, y pueden ser tan efectivos como los que compramos en el mercado.

Otros contaminantes o residuos peligrosos que tenemos en nuestro hogar como pilas, pinturas, combustibles, que ya no sirvan o no deseemos mantener, debemos disponer de ellos adecuadamente para no perjudicar nuestro ambiente.


El exceso de electrodomésticos
puede causar contaminación
¿Cómo reconocer la contaminación eléctrica?
La contaminación eléctrica es tal vez la contaminación menos tomada en cuenta. No podemos comprender cómo esa fuente de energía que no vemos, aunque sabemos que está presente, nos puede afectar adversamente. Las razones de esta contaminación son: un cableado eléctrico defectuoso, instalaciones deficientes, un exceso de electrodomésticos (enseres eléctricos) en nuestro entorno, entre otras.

La corriente eléctrica que corre a través de la casa puede causarnos una serie de trastornos como insomnio, estrés, depresión, irritabilidad y otros males que nunca asociaríamos a la electricidad.

Para reconocer si su residencia tiene este tipo de contaminación, existen detectores de campos eléctricos, o puede consultar con un electricista certificado, que mida las emisiones eléctricas de su vivienda. Si estas emisiones son muy altas, su casa está contaminada eléctricamente y esta podría ser la razón para esos trastornos que le aquejan, particularmente problemas de sueño.

Es necesario que remedie esta situación haciendo mejoras al sistema eléctrico de su casa. Desconectar los electrodomésticos que no utiliza puede minimizar la contaminación y restablecer el balance de su organismo. Los trastornos causados por esta contaminación pueden desaparecer al eliminarse el problema.


Radón penetrando residencia
Contaminación por radiación
Muchas viviendas están expuestas a la contaminación radiactiva cuando hay altos niveles de radón. Este es un elemento radiactivo incoloro, inodoro e insípido que penetra al hogar desde el terreno a través de los cimientos. Cuando los niveles de radón son altos, el gas puede entrar al organismo por medio de la respiración, alojándose sus partículas en el sistema respiratorio. Este tipo de contaminación ha sido asociado con casos de cáncer en los pulmones.

Para conocer si su vivienda está contaminada con este gas radiactivo se pueden hacer pruebas que midan los niveles del gas. Puede consultar con un profesional en la materia o hacer las pruebas usted mismo, consiguiéndo en alguna tienda o ferretería pruebas de detección de radón.

Si descubre que su hogar está contaminado con este gas, es de suma importancia que haga las mejoras necesarias para disminuir el flujo del mismo desde el terreno bajo su casa. Debe ventilar adecuadamente la misma para diluir el gas, o utilizar extractores que ayuden a sacarlo de su residencia. Pero lo más importante es eliminar el problema de raíz.

Plantas de interior como
purificadores de ambiente
Las plantas purificadoras de ambiente
Otro elemento que puede ayudar en la limpieza del hogar es la utilización de
plantas de interior. Las mismas pueden purificar el aire que respiramos, eliminando toxinas y absorbiendo contaminantes del ambiente, además de embellecer nuestro entorno.

Un hogar saludable y libre de contaminación puede contribuir positivamente al mejoramiento de nuestra salud.



Este artículo es el cuarto de una serie de 4 artículos relacionado con los contaminantes del hogar que afectan la salud. 

Ver primero: Contaminantes biológicos en el hogar

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...