miércoles, 7 de diciembre de 2011

Contaminantes biológicos en el hogar

Para la mayoría de la gente nuestro hogar es el lugar más seguro del mundo, pero no sabemos que también puede ser el más contaminado. Según estudios realizados por agencias ambientales, se ha descubierto que la contaminación existente en nuestros hogares puede llegar a ser superior a la contaminación encontrada en el exterior de la residencia. Es necesario conocer los factores contaminantes en una vivienda y qué alternativas existen para mejorar nuestro ambiente. 


Clasificación de los contaminantes domésticos
Existe una variedad de contaminantes en el hogar clasificados en las siguientes categorías:
a. Biológicos   b. Químicos   c. Eléctricos   d. Radiactivos


Los 
contaminantes biológicos que encontramos en nuestro hogar son organismos vivos o derivados de estos. Algunos ejemplos de los mismos son: bacterias, ácaros del polvo, caspa de los humanos o animales, mohos, polen. Los efectos que causan estos contaminantes pueden ser desde un simple dolor de cabeza, estornudos, fatiga, hasta casos severos de asma, ya que el sistema inmunológico puede verse debilitado por la exposición prolongada a estos contaminantes. 


Los mohos y los ambientes húmedos
Moho en paredes
El moho no puede sobrevivir en ambientes secos, por tanto, esta es la mejor manera de evitarlos. Los mohos se encuentran en el ambiente en forma de esporas, flotando en el aire, esperando el lugar para desarrollarse, y para esto necesita un ambiente húmedo o con agua. Cuando encuentran las condiciones idóneas comienzan a crecer produciendo alérgenos o toxinas que afectan nuestra salud. Los alérgenos producidos por los mohos son causantes de muchas reacciones alérgicas, ya sea por el contacto con él o por la inhalación de sus esporas.

Algunos síntomas que pueden presentarse por la exposición al moho son: dermatitis (irritación de la piel), estornudos, goteo nasal, irritación de los ojos, fiebre. Si este es el caso, es importante limpiar su hogar de este huésped no deseado para proteger la salud de su familia.
 

Aplicación de fungicida
 y pintura antihongo

Controlar el crecimiento del moho 
Deshacerse del moho puede no ser una tarea fácil, ya que las esporas siempre estarán en el aire, pero podemos disminuir sus oportunidades de crecimiento. Las superficies impactadas con el moho deben ser limpiadas eficientemente y para esto es necesario proteger sus manos y sus ojos para evitar el contacto directo. La limpieza se puede llevar a cabo con agua y jabón, pero si el caso es muy severo se pueden utilizar productos más fuertes como la lejía o un fungicida. 

También puede ayudar utilizar pintura que contrarreste la aparición del moho. Luego de la limpieza es necesario controlar y eliminar los olores a humedad de su hogar. Esto puede hacerlo aireando su casa a menudo, instalando extractores o un deshumidificador para mantener un ambiente seco y saludable.

Los ácaros causantes de asma
Acaros
Estos artrópodos microscópicos, familia de las garrapatas y las arañas, se encuentran hospedados en muchas viviendas. Para su crecimiento y desarrollo deben contar con las condiciones adecuadas de humedad y calor, y de la piel humana muerta (principal fuente de alimentación).

Las reacciones alérgicas que provoca este animal microscópico, particularmente el  ácaro del polvo, es causado por sus heces fecales que tienen un alto contenido de guanina. Cuando estas se encuentran en altos niveles de contaminación en un hogar, puede desencadenar ataques de asma bronquial. Los niveles críticos son de 100 a 500 ácaros por gramo de polvo. Para medir estos niveles existen pruebas que determinan la cantidad de guanina que existe en su hogar. Sabiendo esto puede tomar las medidas correctivas necesarias para combatir a este microorganismo. 

¿Dónde podemos encontrar los ácaros del polvo y cómo combatirlos?
Limpiar con aspiradora
Este arácnido puede encontrarse en colchones, almohadas, muebles, alfombras, peluches (muñeco de felpa), cortinas; cualquier superficie que le provea de las condiciones para su próspero desarrollo. Para combatirlo es necesario tomar varias acciones como la limpieza y el control de la humedad. La limpieza puede hacerse con una aspiradora, y un paño húmedo en las superficies susceptibles a la invasión de ácaros. 

Una forma de minimizar el contacto con este alérgeno es cubrir los colchones y las almohadas con cubiertas anti-ácaros, y evitar los peluches. También pueden utilizarse periódicamente un acaricida para las alfombras y los muebles. El lavado de la ropa de cama debe realizarse semanalmente con agua caliente, así como también las cortinas. Los filtros del acondicionador de aire y de la calefacción deben mantenerse limpios.

Otros contaminantes biológicos que pueden encontrarse en un hogar pueden ser los excrementos de aves, ratones, ratas, murciélagos; los pelos de animales domésticos; el polen de las plantas. Todos estos pueden ser alérgenos causantes de condiciones de salud que deben evitarse o eliminarse.Si aún después de tomar las 
medidas preventivas sigue teniendo problemas de alergias o de asma debe considerar cambiar de habitación o de residencia a un ambiente más seco y libre de estos contaminantes biológicos que tanto daño causan a la salud.



Este artículo es el primero de una serie de 4 artículos relacionado con los contaminantes del hogar que afectan la salud. 



ARTICULOS RELACIONADOS


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...