domingo, 7 de diciembre de 2014

Funciones y componentes del sistema circulatorio

El sistema circulatorio del ser humano, está subdividido en sistema cardiovascular y sistema linfático, cada uno con su respectiva función. El sistema cardiovascular se encarga de hacer circular la sangre por el cuerpo, mientras que el sistema linfático hace circular la linfa. Las funciones principales del sistema circulatorio son: distribuir los nutrientes, oxigenar a las células y recoger los desechos metabólicos que se eliminan a través de la orina, por los riñones, y el dióxido de carbono (CO2) que se elimina a través de la respiración, por los pulmones. Otras funciones importantes del sistema circulatorio son: trabajar en las defensas inmunológicas del cuerpo y regular la temperatura corporal. Las estructuras que componen el sistema cardiovascular son: el corazón y los vasos sanguíneos.

Componentes del sistema circulatorio
~ El corazón
El corazón es un órgano que posee cavidades, similar al tamaño del puño, encerrado en el centro del tórax. Está dividido en dos mitades que no se comunican entre sí: una derecha y otra izquierda. La mitad derecha siempre contiene sangre pobre en oxígeno, procedente de las venas cava superior e inferior, mientras que la mitad izquierda del corazón siempre posee sangre rica en oxígeno y que, procedente de las venas pulmonares, será distribuida para oxigenar los tejidos del organismo a partir de las ramificaciones de la gran arteria aorta.

Estructura del corazón
Cada mitad del corazón presenta una cavidad superior, la aurícula (atrio) y otra inferior o ventrículo. Existen, pues, dos aurículas: derecha e izquierda, y dos ventrículos: derecho e izquierdo. Entre la aurícula y el ventrículo de la misma mitad cardíaca existen unas válvulas que se abren y cierran continuamente, permitiendo o impidiendo el flujo sanguíneo desde el ventrículo a su correspondiente atrio.

Cuando el ventrículo se contrae (sístole ventricular), la válvula atrioventricular correspondiente se cierra, impidiendo el paso de sangre hacia la aurícula, con lo que la sangre fluye con fuerza hacia las arterias. Cuando un ventrículo se relaja, al mismo tiempo la aurícula se contrae, fluyendo la sangre por esta sístole auricular y por la abertura de la válvula correspondiente.

El corazón, de paredes musculares muy desarrolladas, funciona como una máquina de bombeo. Impulsa la sangre por todo el organismo, realizando su trabajo en fases sucesivas. Primero se llenan las cámaras superiores o aurículas, luego se contraen, se abren las válvulas y la sangre entra en las cavidades inferiores o ventrículos. Cuando están llenos, los ventrículos se contraen e impulsan la sangre hacia las arterias. El corazón late unas setenta veces por minuto y bombea todos los días unos 10.000 litros de sangre.

~ Los vasos sanguíneos
Los vasos sanguíneos son conductos musculares elásticos que distribuyen y recogen la sangre de todos los rincones del cuerpo. La sangre describe dos circuitos complementarios llamados circulación mayor o general, y menor o pulmonar. Los vasos sanguíneos son: las arterias, las venas y los capilares. Las arterias son aquellos vasos sanguíneos que llevan la sangre, ya sea rica o pobre en oxígeno, desde el corazón hasta los órganos corporales. Las grandes arterias que salen desde los ventrículos del corazón van ramificándose y haciéndose más finas hasta que por fin se convierten en capilares, vasos tan finos que a través de ellos se realiza el intercambio gaseoso y de sustancias entre la sangre y los tejidos. Una vez que este intercambio sangre-tejidos a través de la red capilar, los capilares van reuniéndose en vénulas y venas por donde la sangre regresa a las aurículas del corazón.

Las arterias son vasos gruesos y elásticos que nacen en los ventrículos y aportan sangre a los órganos del cuerpo; los capilares son vasos sumamente delgados en que se dividen las arterias y penetran en todos los órganos del cuerpo. Luego comienzan a unirse nuevamente formando las venas. Las venas son vasos de paredes delgadas y poco elásticas que recogen la sangre y la devuelven al corazón, llegando a los atrios.
Circuitos del sistema circulatorio

~ La sangre
Es el fluido que circula por todo el organismo a través del sistema circulatorio. La sangre es un tejido líquido, compuesto por agua y sustancias orgánicas e inorgánicas (sales minerales) disueltas, que forman el plasma sanguíneo y tres tipos de células sanguíneas: glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas. Una gota de sangre contiene aproximadamente unos 5 millones de glóbulos rojos, de 5.000 a 10.000 glóbulos blancos y alrededor de 250.000 plaquetas.

El plasma sanguíneo es la parte líquida de la sangre. Es salado, de color amarillento y en él flotan los demás componentes de la sangre, también lleva los alimentos y las sustancias de desecho recogidas de las células.

Componentes de la sangre
Los glóbulos rojos, también conocidos como eritrocitos o hematíes, se encargan de la distribución del oxígeno molecular (O2). Tienen forma de disco bicóncavo y son tan pequeños que en cada milímetro cúbico hay cuatro a cinco millones, midiendo unas siete micras de diámetro. No tienen núcleo, por lo que se consideran células muertas. Los glóbulos rojos tienen un pigmento rojizo llamado hemoglobina que les sirve para transportar el oxígeno desde los pulmones a las células.

Los glóbulos blancos o leucocitos son parte del sistema inmunológico. Efectúan trabajos de limpieza mediante los fagocitos y de defensa mediante los linfocitos. Son mayores que los glóbulos rojos, pero menos numerosos (unos siete mil por milímetro cúbico). Éstas son células vivas que se trasladan, se salen de los capilares y se dedican a destruir los microbios y las células muertas que encuentran por el organismo. También producen anticuerpos que neutralizan los microbios que producen las enfermedades infecciosas.

Las plaquetas son fragmentos de células muy pequeños, sirven para taponar las heridas y evitar hemorragias.

~ El Sistema Linfático
La linfa es un líquido incoloro formado por plasma sanguíneo y por glóbulos blancos. Es la parte de la sangre que se escapa o sobra de los capilares sanguíneos al ser éstos porosos. Los vasos linfáticos tienen forma de rosario por las muchas válvulas que llevan, también tienen unos abultamientos llamados linfonodos o ganglios linfáticos que se notan sobre todo en las axilas, ingle, cuello, etc. En ellos se originan los glóbulos blancos. El sistema linfático sirve de transporte a los ácidos grasos, defensas y regulación de los líquidos extracelulares.


ARTICULOS RELACIONADOS

22 comentarios:

  1. que asco la anatomia humana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No entiendo lo que quieres decir, si te refieres al cuerpo humano o a el conocimiento de la anatomía humana. No importa a que te refieres, es lamentable, porque pensar que tu cuerpo es un asco, está mal y si es al conocimiento de tu cuerpo, también está mal, porque debemos conocer nuestro cuerpo, para entenderlo y sobre todo para amarlo, no importa como sea, porque de todos modos, es perfecto.

      Eliminar
  2. Muy buen aporte muy completo

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. Saludos Juan José, gracias por tus comentarios.

      Eliminar
  4. no me gusta esta pagina:-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Afortunad@, hay millones de páginas que sí podrían gustarte. Gracias por comentarnos y por visitarnos.

      Eliminar
    2. que mal agradecid@ :(

      Eliminar
  5. muchas graciassss!! está buenísimo :) me ayudaron mucho para entender la materia... espero que me valla bien en el exámen ;) XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias... Yo también espero que te vaya muy bien. Exitos...

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Saludos Laura... Gracias por tu visita y por tu comentario.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...