viernes, 21 de junio de 2013

Las funciones vitales de la sangre y de las células sanguíneas

El sistema circulatorio es el encargado de nutrir cada parte del cuerpo, bañando todos los tejidos corporales con un líquido vital: la sangre. La sangre está constituída por el plasma líquido y las células sanguíneas (eritrocitos, leucocitos y plaquetas) y realiza una serie de funciones para diversas partes del cuerpo.

Funciones de la sangre
Este líquido circulatorio es de suma importancia para el organismo porque...
  • Regula el pH de los tejidos del cuerpo, manteniéndolo dentro de estrechos límites, mediante la utilización de fosfatos y bicarbonatos. El propósito es mantener relativamente constante el pH en 7.4 (un pH ligeramente alcalino).
  • Equilibra el agua entre los tejidos y los órganos excretores, haciendo que el contenido de agua no varíe sensiblemente en el organismo.
  • Regula la temperatura del cuerpo dentro de límites estrechos distribuyéndose diferencialmente entre los órganos internos y la superficie corporal.
  • Combate infecciones mediante un mecanismo de defensa contra organismos extraños que puedan invadir el cuerpo.
  • Sirve como medio de transporte.

Funciones transportadoras de la sangre
  • La sangre transporta oxígeno (O2) y dióxido de carbono (CO2) entre los tejidos y los órganos respiratorios. Recoge el CO2 del cuerpo para ser eliminado y provee de O2 a los tejidos para su óptimo funcionamiento.
  • Distribuye el agua y los alimentos digeridos a los distintos órganos. En el intestino delgado se absorben las sustancias químicas obtenidas en la digestión. Estas sustancias entran al torrente sanguíneo para ser distribuídas en el cuerpo, para la formación de tejidos o para la producción de energía.


  • Transportar alimentos almacenados de un órgano o tejido a otro, según la necesidad. Por ejemplo, la glucosa recogida por la sangre en el intestino, es llevada al hígado, donde es convertida en glucógeno y almacenado. Cuando el cuerpo necesita glucosa, el hígado reconvierte el glucógeno y es llevado por la sangre a los tejidos para mantener un nivel bastante constante de azúcar en la sangre.
  • El agua, los minerales en exceso y los productos orgánicos de desecho son transportados hacia los órganos excretores para su eliminación.
  • La sangre lleva las hormonas producidas por las glándulas a los distintos lugares donde serán utilizadas. Las hormonas ejercen una profunda acción reguladora de muchas funciones orgánicas. Estimulan el desarrollo, el crecimiento y las actividades de los tejidos. Afectan al metabolismo e influyen en el comportamiento del individuo.
  • Transporta anticuerpos para la defensa del cuerpo. Los anticuerpos son producidos por algunas células sanguíneas. 

Función de las células sanguíneas
La sangre tiene una serie de células que realizan diferentes funciones. Las mismas son:
  • Eritrocitos - son también llamados glóbulos rojos. No tienen núcleo, son redondos, bicóncavos y permanecen en los vasos sanguíneos. Su función es el transporte de oxígeno con la ayuda de la hemoglobina.


  • Leucocitos - son los glóbulos blancos. Intervienen en la defensa del cuerpo, son la respuesta inmunitaria del organismo. Existen 3 tipos: granulocitos, linfocitos y monocitos.
    • Los granulocitos defienden contra las infecciones. Pueden moverse libremente dentro y fuera de los vasos sanguíneos. Se subdividen en:
      • neutrófilos - protegen contra la invasión bacteriana
      • eosinófilos - responden a las inflamaciones
      • basófilos - interviene en las reacciones alérgicas
    • Linfocitos - son inmóviles y se encargan de producir anticuerpos
    • Monocitos - son móviles y realizan función fagocítica
  • Plaquetas - suministran las sustancias necesarias para la coagulación de la sangre.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...