jueves, 29 de diciembre de 2011

Consejos para una vida más saludable

Este año está próximo a terminar y existe un refrán que dice: “año nuevo, vida nueva”. Reflexionamos en lo que ha pasado en el año saliente y decidimos hacer nuevas resoluciones para el año entrante. Resoluciones dirigidas a conseguir un auto nuevo, terminar un curso académico, viajar, salir de las deudas o bajar par de libras de peso. Pero una resolución que todos debemos hacernos es mejorar nuestra salud llevando una vida más sana.




¿Qué se puede hacer?
  • Deje de fumar
    Aumentar su actividad física si lleva una vida sedentaria.
  • Bajar de peso si es necesario.
  • Disminuir o eliminar el consumo de alcohol
  • Por el bienestar general, el de su corazón y el de sus pulmones, dejar de fumar.
  • Disminuir o eliminar el consumo de sodio y grasas
  • Reir mucho y dejar los malos humores a un lado. Existe una relación entre el mal humor y los ataques al corazón.
  • Cambiar la forma de cocinar los alimentos.
  • Ríase mucho
    Cambiar los hábitos alimenticios.
  • Aprender a llevar a su casa alimentos saludables, al leer las etiquetas y evaluar qué contienen.

Los alimentos y la alimentación
  • En las etiquetas de la mayoría de los alimentos hay una descripción de los ingredientes o el contenido de los mismos. Aprenda a distinguir un alimento saludable de uno que no lo es. Por ejemplo: un alimento puede decir “bajo en colesterol”, lo cual es bueno; pero puede tener un alto contenido de grasa, de sodio o de otros ingredientes perjudiciales a su salud. Por lo tanto, lea bien las etiquetas y elija lo mejor para usted y su familia.
  • La forma de cocinar los alimentos puede hacer una diferencia en su salud. En lugar de freirlos, puede asarlos, cocinarlos al vapor o en el microondas. Esto disminuirá la grasa en los alimentos.
  • Consuma más carnes blancas como el pescado y las aves, y disminuya el consumo de las carnes rojas. El consumo del pescado se ha asociado a una disminución en el riesgo de sufrir un ataque al corazón.
  • Aumente el consumo de frutas y vegetales. Esto ayuda a mantener el colesterol bajo control, ya que estos alimentos contienen sustancias que bloquean la absorción del colesterol.
  • Ingerir más fibra
    Las fibras dietarias también ayudan a bajar los niveles de colesterol. Estas fibras pueden ser encontradas en la avena, las legumbres, los cereales y jugos de frutas. Así que a consumir más fibra.
  • Consumir nueces se ha probado que ayuda a disminuir la propensión a sufrir de enfermedades cardiovasculares. Las nueces contienen Omega 3, vitamina E, magnesio y cobre, además de grasas monoinsaturadas. La precaución que se debe tener con ellas es que son altas en calorías y grasas, por lo que se recomienda comer solo unas cuantas nueces, cuatro o cinco días a la semana.

Bajar de peso
  • Es importante que si va a someterse a alguna dieta, consultar con su médico o un nutricionista que lo oriente. También es recomendable consultar si va a comenzar alguna rutina de ejercicios.
  • Para bajar de peso es importante no saltarse las comidas.
  • Si se tiene hambre entre comidas, consumir frutas es una buena alternativa.
  • Coma meriendas o postres saludables como: rosetas de
    Postres saludables
    maíz (sin sal ni grasa), yogurt, frutas, cereales, helados preparados con agua, jugos naturales, gelatina, tostadas, galletas de soda y productos bajos en grasas, y otros alimentos dependiendo de sus condiciones de salud.
  • Si es vegetariano, recuerde añadir suplementos dietarios para compensar lo que su dieta no le provee.

Actividades físicas
  • Como una forma de mantener en buenas condiciones su cuerpo y mejorar su salud, la actividad física debe ser parte de su diario vivir.
  • Actividad física
    Un aumento en la actividad física, si ha llevado una vida un tanto sedentaria, le puede ayudar a bajar de peso, mejorar su sistema cardiovascular, controlar sus niveles de colesterol y de azúcar en la sangre y bajar su presión sanguínea, además de fortalecer su cuerpo.
  • No necesita un gimnasio para eso, solo hacer algunos cambios o hacer unas actividades extras.
  • Si va a algún lugar, estaciónese un poco más lejos, así dará una caminata más larga. Caminar es un buen ejercicio.
  • Cuando sea posible, en lugar de tomar el elevador (ascensor), suba las escaleras.
  • Trabajo en el jardín
    Trabajar en el patio, o limpiando la casa es un ejercicio que no se debe subestimar. Son rutinas que los mantendrán activos y que consumen calorías.
  • Tome clases de baile, natación o practique algún deporte que le guste.
  • La actividad rutinaria le hará sentir mejor, así que eche a un lado su vida sedentaria y a activarse, su salud se lo agradecerá.
Hacer algunos cambios en nuestra vida, por pequeños que sean, puede hacer una diferencia grande en nuestra salud.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...