martes, 6 de diciembre de 2011

El autista y su alimentación

El autismo es un trastorno físico en el desarrollo del niño que está relacionado a desajustes biológicos y químicos en el cerebro, aunque no se conoce con certeza cuáles son las causas. Esta condición se manifiesta en los primeros 3 años de vida del niño. Afecta la comunicación y la sociabilidad, puede estar acompañada de aislamiento, problemas de comportamiento y poco o ningún desarrollo del lenguaje, además de otros muchos signos y características.

¿El autismo tiene cura?
Actualmente no se tiene una cura para el autismo. Considerando que las causas del mismo son desconocidas, no se ha podido establecer un plan preventivo contra esta condición. Existen muchas teorías de posibles causas, pero ninguna ha sido probada al 100%. Por el momento solo se puede tratar de mejorar la calidad de vida del niño y su familia a través de la aplicación de distintos tratamientos, ya que no todos los niños responden de igual manera a tratamientos específicos.

¿Por qué la intolerancia a ciertos alimentos?
Alimentos prohíbidos




Se ha comprobado que ciertos alimentos agravan la condición del autismo. Este es el caso del gluten y de la caseína, los cuales no son tolerados por muchos niños. Estas dos proteínas, que son moléculas de gran tamaño, deben ser degradadas a formas más simples (aminoácidos) que el cuerpo pueda asimilar. Esta degradación ocurre con la intervención de enzimas que se encuentran en el sistema digestivo. En los niños autistas se ha encontrado que carecen de estas enzimas, por lo que su organismo no puede degradar éstas proteínas a su estado más simple.

El efecto de la caseína y el gluten en los niños autistas
Alimentos con gluten
Cuando la proteína no es degradada completamente, se forman cadenas de péptidos (componentes de la proteína) que entran al torrente sanguíneo llegando al cerebro. Estos péptidos producidos por la caseína y el gluten son endorfinas, las cuales producen una sensación de bienestar para el organismo. Bienestar que los niños autistas persiguen. Estas endorfinas son opioides, llamados así porque tienen los mismos efectos que el opio. El opio es una droga narcótica que se encuentra en la morfina, en la codeína y en la heroína.

Cuando los niños ingieron los alimentos que contienen caseína o gluten entran en un estado parecido al de una persona que ingiere drogas. Por esta razón los niños crean una necesidad o una adicción a consumir este tipo de alimentos.

¿Qué alimentos contienen gluten, y cuáles contienen caseína?
Alimentos con caseína
El gluten es encontrado en el trigo, cebada, centeno, avena y todos sus derivados, por lo que el niño no debe comer pan, pizza, pastas, bizcochos, galletas o algún otro alimento elaborado con estos productos. Mientras que la caseína se encuentra en la leche y sus derivados como el queso, la mantequilla, el yogurt, y otros alimentos elaborados con estos productos. Otros alimentos que deben evitarse son los que contienen preservativos y colorantes.

El tratamiento: la dieta
Es importante que su hijo sea visto por un especialista en autismo y que la dieta sea bajo observación médica, ya que al niño se le debe ir retirando estos alimentos de forma paulatina. Porque como ocurre con los usuarios de drogas, al retirársele las mismas sufren del síndrome de abstinencia. Esto ocurriría con el niño, por lo que se pensaría que la dieta, más que beneficiarle le está perjudicando. Es importante que dé el tiempo suficiente para que la dieta provoque el efecto deseado.

Signos del autismo
El primer paso en este proceso es eliminar la caseína, luego de varias semanas eliminar el gluten, colorantes, preservativos y azúcares refinadas. Esta dieta en un principio puede generar deficiencias alimenticias por lo que el tratamiento debe ser complementado con vitaminas y minerales. La vitamina B-6 ha dado buenos resultados en este tratamiento, ya que regula la función de las células nerviosas, ayudando a mejorar el estado de ánimo de los niños, disminuyendo los estados depresivos y de estrés, y permitiéndoles dormir mejor. Se ha combinado la vitamina B- 6 con el magnesio dando resultados alentadores en la condición del niño.

La vitamina C, es otro nutriente que ha beneficiado a los niños autistas ya que disminuyen la severidad de los síntomas motores. El magnesio y el calcio han logrado la disminución de la autoagresión en los niños, y en algunos casos han dejado de hacerlo completamente.

¿Qué alimentos se pueden comer?
Alimentos recomendados

Después de eliminar todos estos alimentos perjudiciales para el niño se le debe proveer de frutas, vegetales, sustitutos de la leche o leche sin caseína, arroz, papa, carnes frescas, pollo, mariscos, huevos, nueces, almendras, avellanas, frutas secas, todo tipo de granos, maíz y cualquier alimento que no contenga gluten o caseína, ni sus derivados.

Es importante que cuando comience con la dieta la mantenga, aunque parezca difícil. Se debe notificar a los familiares, al lugar de cuido o a las personas que tengan que ver directamente con el niño, la importancia de seguir este régimen alimenticio. Tal vez en un principio sea difícil, pero cuando vea los resultados, se dará cuenta que ha valido la pena.

Resultados
Según las investigaciones, un cambio en la dieta del niño autista ha dado muy buenos resultados, en algunos casos hasta dramáticos. Presentan una mejoría notable, cambios positivos en el comportamiento, mayor capacidad de aprendizaje, su nivel de atención y comprensión aumentan. Tienen menos episodios de irritabilidad, duermen mejor, disminuye su hipersensibilidad y por consiguiente su salud mejora. Los beneficios de este tratamiento son extraordinarios. Esto no quiere decir que el niño autista se va a curar de su condición, pero su calidad de vida y la de su familia va a mejorar.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...