sábado, 23 de julio de 2011

Síndrome de deficiencia de zinc

Los minerales, al igual que las vitaminas juegan un papel muy importante en la salud y la calidad de vida de los seres humanos. No proveer de estos elementos al cuerpo puede desencadenar una serie de condiciones o enfermedades que pueden ser prevenidas con solo suministrar los suplementos necesarios que el cuerpo requiere para su bienestar y mejor funcionamiento.

En este caso, la carencia de zinc puede ocasionar una condición llamada Síndrome de Deficiencia de Zinc. Veremos pues, qué es el zinc; cuáles son sus funciones en el organismo; los signos y síntomas que se presentan por su deficiencia en el cuerpo y los tratamientos a seguir para mejorar esta condición.

¿Qué es el zinc?
El zinc es un elemento natural que se encuentra en la totalidad de las células del cuerpo. Por su concentración, es el segundo mineral, después del hierro, más abundante en el ser humano. El contenido óptimo de zinc en el organismo es entre 1.5 a 2.5 g. El 90% del mismo se encuentra en el músculo esquelético y los huesos.

Este mineral es sumamente importante para el crecimiento y reparación de tejidos, y es parte integral y esencial para el metabolismo de enzimas en proteínas y carbohidratos.

Funciones del zinc en el organismo
El zinc es muy útil para nuestro sistema biológico, ya que participa en diferentes procesos metabólicos: cataliza, estructura y regula.
  • Catalización – participa en la actividad metabólica de alrededor de 300 enzimas que requieren del zinc.
  • Estructuración – ayuda en la estructuración de la síntesis de proteínas, ácidos nucleícos y el crecimiento celular.
  • Regulación – regula el apetito, teniendo una gran influencia en el metabolismo energético.
Signos y síntomas de la deficiencia del zinc
Alopecia
Los síntomas generales que presenta esta condición son: lento crecimiento, disminución del apetito, diarreas, aumento en la incidencia de infecciones, pérdida del cabello, lesiones de la piel, cicatrización deficiente de las heridas, deterioro de los sentidos del gusto y olfato, incapacidad o dificultad para adaptarse a la oscuridad, posibles alteraciones en el desarrollo de la capacidad cognoscitiva, hipogonadismo en los hombres o pobre maduración sexual.

En casos más crónicos la deficiencia puede manifestarse en la alteración de las funciones inmunológicas y un descenso en la calidad del crecimiento en niños y adolescentes.

Dermatitis bulosa-pustular
Los casos más severos pueden mostrar dermatitis bulosa-pustular, anorexia, alteraciones de la capacidad reproductora, esterilidad, anomalías esqueletales, alopecia, problemas de cicatrización, y trastornos de la conducta, entre otros. La deficiencia severa de zinc puede ocurrir por la pobre absorción del mineral, causada por trastornos hepáticos o gastrointestinales. En casos severos debe ser tratada con prontitud, ya que de no hacerlo podría tener resultados fatales.

Tratamiento
El primer paso para tratar esta condición es determinar la causa de la deficiencia. Ya diagnosticada, se administran suplementos de zinc de acuerdo al nivel de deficiencia encontrados en las pruebas o muestras de sangre.

Alimentos ricos en zinc

Consumir zinc en nuestra dieta es beneficioso para combatir las infecciones, las diarreas crónicas o agudas, infecciones del tracto respiratorio inferior en niños y lactantes, etc. Por lo tanto, es importante conocer las fuentes alimenticias de este mineral. La mayoría de los alimentos ricos en proteínas contienen grandes cantidades de zinc, como por ejemplo las carnes de cerdo, res y cordero; así como también el maní y las legumbres.

Las dietas bajas en proteínas o las dietas vegetarianas pueden bajar los niveles de zinc en el organismo, por lo que es necesario, en estos casos, proveer de suplementos del mineral para mantener una buena salud.


ARTICULOS RELACIONADOS

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...