sábado, 7 de enero de 2012

Animales pequeños con mecanismos de defensa poderosos

Familia de mefítidos
La naturaleza ha dotado a estos animales de unos mecanismos o sistemas de defensa extraordinarios para protegerse contra los depredadores o animales más grandes. Cuando se trata de protegerse y contrarrestar el ataque de otro animal estos pequeños animales no tienen igual. 

Muchos animales cuentan con diferentes mecanismos de defensa que los ayudan para ahuyentar a algún depredador muy cercano, a otros les permite tiempo para escapar de un cazador potencial, en otros casos la mejor defensiva es la ofensiva. Veremos en estos ejemplos cómo la utilización del lanzamiento de un líquido pestilente desde unas glándulas anales puede ser un mecanismo tan efectivo para su supervivencia. ¿Cómo se defienden algunos de estos pequeños animales?

Zorrilla
Zorrilla
Zorrilla 
Es un animal muy parecido a la mofeta: es negro con cuatro bandas o rayas blancas que corren a lo largo de todo su cuerpo incluyendo la cola, que es muy tupida. Vive solo en madrigueras hechas por el mismo o utiliza las abandonadas por otros animales. Se alimenta de mamíferos pequeños, aves, serpientes, anfibios o invade otras madrigueras atacando a sus ocupantes. Prácticamente devora a sus presas en pedazos, sin masticarlos. Es un animal relativamente lento, por lo que puede ser presa fácil para sus depredadores, pero sus mecanismos de defensa son muy efectivos.

Cuando la zorrilla es sorprendida por otro animal se hace el muerto. Si éste persiste en el avance, se levanta y muestra su parte trasera como advertencia. Si el animal no se aleja y la zorrilla se siente amenazada, apunta a los ojos del atacante y lo rocía con un líquido pestilente que secreta unas glándulas anales. Este líquido puede ser expulsado hasta 13 pies de distancia y tiene el efecto de cegar temporalmente al atacante, dándole tiempo a la zorrilla de escapar sin más consecuencias.

Mofeta común
Mofeta
Mofeta
Es negra con dos franjas blancas sobre el lomo, llegándole hasta la cola. Estas rayas son sinónimo de “no acercarse”. Gusta de vivir en grupo y pueden compartir la madriguera con mapaches y zorros. Aunque es carnívora (ingiere insectos grandes y pequeños mamíferos) puede comer frutas, hongos, raíces y huevos.

Antes de que la mofeta lance su líquido pestilente advierte al intruso de su intención, dándole la espalda y levantando la cola. Si esto no es suficiente hace un sonido sibilante y lanza el líquido que puede alcanzar hasta unos 12 pies, y tiene la capacidad de hacer 7 u 8 repeticiones. Con esto la mofeta ciega e impide la respiración del intruso por unos segundos, los cuales le permiten escapar. Este mecanismo tan eficaz no parece funcionar contra el búho, que la caza durante la noche cuando sale a buscar alimento.

Ratel
Ratel
Ratel
El ratel es un animal de hábitos nocturnos y solitarios que se alimenta de casi cualquier cosa tanto animal como vegetal, e invade las madrigueras de otros animales devorando a sus ocupantes.

Como otro miembro de esta familia, el ratel se distingue por su pelaje negro con una franja ancha blanca sobre su cuerpo, desde la cabeza hasta la cola. Se diferencia de los anteriores por su agresividad y ferocidad, siendo capaz de atacar animales mucho más grandes que él, como las ovejas y serpientes venenosas. Su mejor defensiva es la ofensiva, ya que utiliza este mecanismo a veces sin provocación. Cuando se siente amenazado utiliza sus fuertes y afiladas garras frontales para atacar, así como un líquido maloliente que lanza desde unas glándulas ubicadas bajo la cola.

Visón americano
Visón
Visón
El peor enemigo del visón es el hombre, ya que es perseguido por su lustroso pelaje, siendo muy apreciado en la industria peletera (es la industria que fabrica ropa utilizando piel de animales). El pelaje de este animal puede encontrarse en distintos colores: negro, castaño, blanco, azulado, gris... siendo el castaño su color natural, los demás se dan en cautiverio.

El visón es de hábitos nocturnos, es solitario excepto en época de celo. Es casi exclusivamente carnívoro y como el ratel es bastante agresivo. Como modo de defensa también utiliza el líquido de las glándulas anales para repeler a sus depredadores, aunque no tiene el mismo alcance que tiene la mofeta común. El visón a diferencia de los antes mencionados no es de la familia de los mefítidos, sino que es de la familia de los mustélidos.

Con este sistema de defensa estos pequeños animales se vuelven poderosos, ya que ningún animal quiere enfrentarse a esta arma que resulta muy útil para repeler cualquier ataque de un depredador, haciéndolos prácticamente invencibles. Aunque estos animales no son los únicos con este sistema de defensa, también puede ser encontrado en otras especies con características diferentes. Estos y otros mecanismos de defensa son los utilizados por los animales para defenderse de los depredadores.

ARTICULOS RELACIONADOS

4 comentarios:

  1. me gusto mucho porqe me sirvio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es el propósito, que además del conocimiento sea útil para las tareas escolares... gracias.

      Eliminar
    2. Me ha ayudado en un trabajo de conocimiento del medio

      Eliminar
    3. QUE ME AYUDADO ME HUBIERA SACADO 05

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...