martes, 4 de noviembre de 2014

El medio ambiente: debemos cuidar nuestro hogar

El medio ambiente es el hábitat que nos acoge, que nos sustenta y nos permite vivir. Pero nosotros, la humanidad, no sabemos convivir con él, nuestro afán de progreso constante, de urbanización desmedida y sin planificación, de destrucción masiva de nuestros recursos, sin tomar en cuenta las consecuencias, está creando un impacto ambiental adverso. Nuestro ambiente se está degradando, los recursos renovables y no-renovables se están agotando, por tal razón debemos tomar medidas correctivas para solucionar este problema.

El medio ambiente y los recursos
El medio ambiente es el conjunto de elementos abióticos (energía solar, suelo, agua y aire) y bióticos (organismos vivos) que integran la biosfera, sustento y hogar de los seres vivos. También podemos clasificar a nuestros recursos en dos grandes tipos: los renovables y los no renovables.
El medio ambiente
nos protege
Los recursos renovables incluyen la fauna y flora naturales de cualquier tipo. El propio suelo puede considerarse un recurso renovable, aunque cuando está muy dañado es difícil de recuperar debido a la lentitud de su proceso de formación. Los recursos no renovables son los que no pueden reponerse o que sólo pueden reponerse a lo largo de periodos de tiempo extremadamente largos. Estos recursos incluyen los combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas natural) y las minas metálicas y de otros tipos.
Los recursos naturales de un área cualquiera son su capital básico, desde el punto de vista estético. El uso sostenible de los recursos naturales (conservación) incluye también el mantenimiento de las reservas naturales, los lugares históricos y la fauna y flora autóctonas de un país, por lo tanto, el mal uso de los mismos constituye una pérdida económica.

El impacto ambiental
El hombre, ante la modernización, la tecnología y el progreso, han impactado al ambiente tanto positiva como negativamente. Este impacto, que es el efecto que produce una determinada acción humana sobre el medio ambiente se puede clasificar en: efectos sociales, efectos económicos, efectos tecnológico-culturales y efectos ecológicos.
Aunque en los últimos años el ecologismo ha dejado de ser un tema exclusivo de ciertos grupos especializados, para convertirse en un tema de preocupación social; la contaminación del aire, del suelo, del agua, así como la reducción de la biodiversidad, la deforestación, la desertificación, el calentamiento global y los cambios climáticos siguen impactando la salud, el bienestar, la calidad de vida y la economía del mundo.

Destrucción del ambiente físico y sus consecuencias
Protegiendo nuestro planeta
obtenemos más beneficios
Todos estos daños tienen origen en una explotación inconsciente de los recursos naturales y en un desarrollo ciego de modos de producción y de utilización de artefactos que se demostraron como sumamente dañinos para el medio ambiente. El consumismo también es una de las causas de la degradación ambiental, al igual que los desechos producidos por la técnica moderna.
La degradación del medio ambiente es un problema social que requiere una movilización urgente de cambios sociales, conlleva un interés económico, ya que está vinculada con la pobreza, la producción de energía, los asentamientos urbanos, la población, el desarrollo y los derechos humanos. Es por eso que tenemos una responsabilidad en el cuidado y conservación de los recursos naturales, donde se debe involucrar a todos los grupos sociales de nuestro planeta.
Con todos los esfuerzos realizados, se está lejos de producir los resultados deseados y, a pesar del incremento de la conciencia de los graves riesgos que existen, año tras año la situación del planeta se agrava. Esto mayormente debido a la explotación irracional de sus recursos naturales por parte de los más poderosos intereses económicos.

¿Qué hacer?
La naturaleza de este problema no podrá resolverse sin un acuerdo internacional, con voluntades políticas racionales y firmes en la realización de leyes o acciones encaminadas a preservar el medio ambiente de la acción del ser humano, aprovechando los recursos de modo racional.
Cuidar el planeta es un compromiso de todos
Se deben establecer sistemas de producción más respetuosos con el medio ambiente, reduciendo el empleo de sustancias agresivas y potencialmente contaminantes, ahorrar energía, controlando el uso excesivo de combustibles y reciclando los residuos generados en la producción, ya sea industrial o en el propio hogar.
Es necesario tener conocimiento de lo que hacemos a nuestro planeta, desarrollar esfuerzos coordinados para salvar hábitats y reducir la destrucción de tierras vírgenes. Debemos reconocer que el medio ambiente es finito y que atacarlo pone en peligro la supervivencia de nuestra propia especie. Se deben formular leyes y medidas para protegerlo, para de esta manera lograr armonizar con él, porque éste es nuestro hogar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...