sábado, 15 de noviembre de 2014

Meningitis: cómo reconocerla, causas y tratamiento

La meningitis cerebroespinal es una enfermedad muy infecciosa, que afecta al sistema respiratorio superior y a las meninges. Puede ocurrir mayormente en niños y adultos jóvenes de casi todo el mundo. La mayoría de los casos de meningitis cuando es producido por bacterias, presentan un inicio brusco que si no se trata en periodos que oscilan entre 24 y 72 horas puede causar la muerte y en casos no tan drásticos puede producir lesiones cerebrales graves. Por tal razón es importante que se esté muy pendiente de estos síntomas para actuar adecuadamente y con prontitud.

¿Qué es la meningitis?
Es la inflamación de las meninges o membranas que envuelven el encéfalo y la médula espinal. La meningitis se clasifica como paquimeningitis cuando afecta a la duramadre (la membrana más externa), y como leptomeningitis cuando las membranas implicadas son la piamadre y la aracnoides (las más internas). Por lo general, la paquimeningitis es consecuencia de un traumatismo, como la fractura de los huesos del cráneo, o por la extensión de una infección localizada en el oído medio, la apófisis mastoides, los senos etmoidales o los senos frontales. La leptomeningitis es mucho más frecuente y se debe a la propagación de una inflamación localizada en la nasofaringe o a la invasión de las meninges por microorganismos bacterianos a través de la circulación.

Focos de infección
También existe la meningitis viral, que es una forma no mortal de meningitis infecciosa. Casi siempre afecta a niños y origina síntomas como cefaleas (dolores de cabeza), fiebre elevada, vómitos y dolor en las piernas. En la mayoría de las meningitis, los pacientes afectados se recuperan de manera espontánea en un periodo de una a dos semanas.

Causas
La meningitis puede ser causada por infección bacterial que invade las meninges desde distintos focos de infección como: dientes, senos paranasales, amigdalas, pulmones, oído; también puede ser causada por intervenciones quirúrgicas o por fractura del cráneo.

Signos y síntomas
La meningitis bacteriana puede presentarse con cefalea, rigidez de nuca, somnolencia, fiebre, delirio, náuseas, vómitos, apatía e irritabilidad, que con frecuencia conducen a convulsiones, estupor y coma. En casos graves hay un arqueo involuntario de la espalda provocado por contracciones musculares. También se pueden presentar pequeñas hemorragias en la piel.



Manifestaciones Clínicas
Si hay indicios de meningitis se hace una punción lumbar, el líquido cefalorraquídeo extraído (que debe ser claro) se vuelve purulento en caso de la enfermedad. La presión arterial aumenta. En estudios de laboratorio hay presencia de un número alto de leucocitos, aumenta el contenido de proteínas y disminuye el de glucosa.

Punción lumbar
Tratamiento médico
El paciente debe estar aislado y recibir terapia de antibióticos intravenosamente por 24 horas, además de líquidos y electrolitos. La medicación tendrá un mínimo de 10 días de duración. Los medicamentos para el tratamiento de la meningitis son las cefalosporinas. Si presenta convulsiones se le administra algún anticonvulsivo. Se deben restringir los líquidos. También es necesario llevar un registro de la ingesta y eliminación de líquidos del paciente.

Meningitis viral
La meningitis viral es más común y menos peligrosa. Rara vez causa muertes. Es causada por distintos tipos de virus. Algunos de sus síntomas son: fiebre repentina, malestar general, dolores de cabeza, problemas gastrointestinales y respiratorios. Los síntomas pueden persistir entre 7 y 10 días, y la infección puede desaparecer sin tratamiento específico. La recuperación es completa la mayoría de las veces.

Es importante que si se sospecha de padecer de meningitis, acudir a un centro hospitalario lo más pronto posible para determinar si se tiene la enfermedad y recibir el tratamiento adecuado.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...