jueves, 27 de noviembre de 2014

La fiebre de chikungunya

Luego de la expectativa que ha causado el ébola, ahora en América ha hecho su aparición con más fuerza, la fiebre de chikungunya. Esta es una enfermedad contagiada a través de la picadura de un mosquito infectado. Los mosquitos portadores del virus del chikungunya son el Aedes aegypti y el Aedes albopictus. Las áreas donde hay más posibilidades de presentarse la enfermedad es en los lugares donde convergen 3 factores principales: temperaturas cálidas de las zonas tropicales y subtropicales, humedad y el mosquito transmisor (vector) como el Aedes aegypti (que también transmite el virus del dengue) y el Aedes albopictus que se encuentra en climas más templados. Por tal razón, la enfermedad se mantiene limitada a determinadas regiones geográficas.

La enfermedad fue descrita por primera vez en el año 1953 en Tanzania, siendo una enfermedad endémica de África. Su nombre quiere decir "doblarse por el dolor" o "la enfermedad del hombre retorcido", en makonde (lengua africana). Desde su aparición, se han reportado casos principalmente en India y el resto de Asia. Su aparición en América ocurrió primeramente en las islas del Caribe. Afortunadamente el contagio persona a persona es imposible, y los brotes solo aparecen de forma aislada, siempre asociados a la aparición de los mosquitos específicos que lo transmiten. La transmisión de la enfermedad ocurre cuando una persona infectada con el virus es picada (durante los días de fiebre) por el mosquito vector. Al cabo de 10 días, que el virus se ha multiplicado en las glándulas salivares del mosquito, ya el virus está listo para contagiar a otra persona cuando el mosquito pique a su próxima víctima.

Hábitos del mosquito causante del chikungunya
Las rayas blancas hacen fácil
reconocer el mosquito que transmite
la fiebre del chikungunya
Estos mosquitos del género Aedes requieren de climas tropicales o subtropicales, tener un depósito de aguas estancadas donde poner sus huevos y sangre humana para poder reproducirse. La sangre humana es necesaria para la síntesis de hormonas sexuales que intervienen en la producción de huevos, por lo que son solo las hembras de estas especies las que pican, haciéndolo principalmente durante las horas del día. Los mosquitos Aedes son fácilmente reconocibles, tienen rayitas blancas en su cuerpo, principalmente en sus patas.

¿Cómo podemos reconocer la enfermedad?
Entre tres a siete días luego de haber sido picado por un mosquito infectado con el virus, los síntomas pueden aparecer. Las principales manifestaciones de la enfermedad son:
  • Fiebre elevada que puede llegar a los 40º C (104º F), con una duración de dos o tres días.
  • Dolores de las articulaciones, especialmente pies y manos (incluso pueden llegar a inflamarse).
  • Dolores y debilidad muscular.
  • Dolor de cabeza acompañado de malestar general.
  • Cansancio extremo.
  • Puede causar náuseas y falta de apetito.
  • La aparición de un "rash" (erupciones en la piel, salpullido), manchas rojas o puntos púrpuras, que en algunos casos pueden producir picor.
  • Algunos de los síntomas pueden ser parecidos a los del dengue.

Comparación entre los síntomas del dengue y el chikungunya

Las complicaciones de la enfermedad se pueden dar en personas con un sistema inmunológico que se encuentre debilitado por alguna enfermedad como insuficiencia cardíaca, diabetes, hipertensión arterial o cáncer.
Las personas más vulnerables y que pueden verse más afectadas son los niños recién nacidos y los ancianos.
Se ha encontrado que una mujer embarazada puede transmitir la enfermedad a su bebé si al momento del parto o días previos al mismo tiene la fiebre de la enfermedad. El virus no se transmite a través de la leche materna, por lo que lactar a su bebé no lo pone en riesgo, según afirma la OMS (Organización Mundial de la Salud).

Afortunadamente esta enfermedad no causa la muerte, excepto en muy raros casos, cuando hay otros problemas de salud que podrían causar alguna complicación. La fiebre del chikungunya tiene una duración promedio de unos siete días, aunque algunas recuperaciones pueden ser de unos dos o tres días, mientras en otras el dolor de las articulaciones puede permanecer por meses, incluso años, con o sin la inflamación de las mismas. Además de la presencia de los síntomas, el chikungunya puede ser detectado por pruebas de sangre que determinen la presencia del virus, ya que el cuerpo crea anticuerpos contra el mismo. Estos anticuerpos crean inmunidad de por vida, así que no debe haber la preocupación de que vuelva a aparecer la enfermedad en un futuro.

Ciclo de vida del mosquito Aedes y el proceso de propagación
de la fiebre del chikungunya.




Tratamiento
Actualmente no existe una vacuna contra el virus del chikungunya. Como en la mayoría de los casos de enfermedades causadas por virus, tampoco existe un tratamiento específico. Los medicamentos utilizados solo sirven para paliar los síntomas, esperando que el cuerpo active sus propias defensas eliminando así el virus. En el caso de la fiebre del chikungunya se recomienda el uso de acetaminofén cada 6 horas, para tratar la fiebre y los dolores en el cuerpo. Nunca se debe tomar aspirinas, porque puede alterar la coagulación de la sangre. Además se recomienda el descanso e ingerir mucho líquido (agua, jugos, sopas). Para bajar la temperatura del cuerpo, cuando hay fiebres sobre 39º C (102.2º F), se pueden tomar baños de agua a temperatura ambiente.

¿Cómo prevenir la transmisión de la enfermedad?
Evite tener criaderos de mosquitos
en los alrededores de su hogar.
  • Para evitar ser picado, se puede usar algún tipo de repelente de mosquitos.
  • Usar ropa que le cubra la mayor parte del cuerpo, particularmente si se encuentra en zonas de alta incidencia de la enfermedad. Usar ropa clara o blanca, la ropa oscura es más llamativa para los mosquitos.
  • Usar mosquiteros cuando se duerme.
  • Evitar tener las ventanas abiertas o utilizar "screens" (pantallas, mallas metálicas) en puertas y ventanas para evitar la entrada del mosquito al hogar.
  • Es importante eliminar los depósitos de agua estancada donde el mosquito se reproduce. Mientras menos aguas estancadas haya, menos probabilidades de la presencia del mosquito en nuestro entorno.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...