miércoles, 1 de febrero de 2012

Mito, realidad o verdad a medias

Desde pequeños hemos visto caricaturas o dibujos animados que nos han creado ideas erróneas con relación a muchas cosas. Estas ideas preconcebidas han salido de la imaginación o del humor de muchas personas. Pero... ¿cuál es la realidad? ¿Serán mitos, realidades o verdades a medias?

¿Le temen los elefantes a los ratones?
Sería paradójico que uno de los animales más grandes del planeta le temiera a un diminuto ratón. La realidad es que este cuento es falso. En un estudio realizado por el zoólogo Bernhard Grzimek se demostró que los elefantes no le temen a los ratones. Por el contrario, les resultan indiferentes e insignificantes. Cuando enfrentaron a los ratones con los elefantes, la reacción de estos fue mirarlos, examinarlos y aplastarlos con sus pesadas patas. No mostraron ningún tipo de temor ante ellos.

Por otro lado, cuando a los paquidermos le acercaron conejos o perros salchicas, si se mostraron nerviosos. Al parecer, según concluyó el científico, lo que pone nerviosos a los elefantes son los movimientos inquietos de estos animalitos. Al verlos, retrocedieron nerviosos y comenzaron a patear el suelo y lanzarles tierra a los intrusos.

¿Las serpientes son hipnotizadas por la música de las flautas?
Ciertamente no. Prácticamente las serpientes son sordas, por lo que la música de una flauta o de cualquier otro instrumento le resultaría indiferente a éstas. Los órganos auditivos de las serpientes están atrofiados. Las serpientes "escuchan", por decirlo de alguna manera, a través de las vibraciones que perciben desde el suelo.
Lo que realmente hipnotiza a las serpientes es el movimiento ondulatorio y rítmico del flautista, tornándolas dóciles. La música a quien encanta en realidad es a la audiencia que queda fascinada con este acto.

¿El puercoespín, dispara sus espinas para defenderse?
Tradicionalmente se cree que los puercoespín lanzan espinas a sus enemigos, pero esto no es cierto. Cuando este animal se siente amenazado por algún depredador, le da la espalda y se eriza, mostrando sus largas púas que pueden alcanzar hasta 30 cm. de largo y las agita en señal de prevención, como diciendo:"esto es lo que te espera si te acercas".


No es bueno acercarse mucho a un puercoespín, lo puede pasar muy mal. Estas púas si son clavadas en el cuerpo pueden causar un gran dolor. En algunas tribus africanas estas púas son utilizadas como dardos y puntas de flecha para la cacería.

¿La avestruz, esconde la cabeza en el suelo?
Hacer esto sería una estrategia tonta ante un depredador. Se sabe que las aves corredoras bajan la cabeza para descansar o para escuchar a través del suelo si perciben alguna amenaza. De hecho, las avestruces tienen los sentidos del oído y de la vista muy bien desarrollados. Su altura también les permite servir de centinela a otros animales. Cuando la avestruz huye, es señal inequívoca de peligro.

La avestruz es un ave muy poderosa, si no puede escapar velozmente (desarrolla una velocidad promedio de 55 km por hora), es una buena boxeadora. Con sus fuertes patas puede causar mucho daño o hasta la muerte a un atacante.

¿Por qué les molesta el color rojo a los toros?
Los toros no distinguen los colores, su visión es monocromática. Ven en tonalidades de grises, por lo tanto el color rojo no los enfurece. Lo que en realidad enfurece al toro son los movimientos y la intromisión a su territorio. 









ARTICULOS RELACIONADOS

4 comentarios:

  1. Mil gracias por tan fantástica información, la cual me parece muy útil para las tareas escolares y para el conocimiento. Muy pero que muy interesante!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Flor por tu comentario que nos motiva a seguir adelante y gracias por la visita.

    ResponderEliminar
  3. EXCELENTE CADA UNO DE LOS ARTICULOS...FELICITACIONES POR TU BLOG.!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Big Conde por tu apreciación, espero sigas disfrutando del blog...

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...