viernes, 9 de enero de 2015

Relación dinámica entre los organismos autótrofos y heterótrofos

Los organismos vivos pueden clasificarse de diversas formas. Una de las clasificaciones está basada en la forma de obtener carbono de su entorno, por lo que existen dos grandes grupos: autótrofos y heterótrofos. Estos dos grupos interactúan constantemente en la biosfera. En los organismos autótrofos (concepto que significa "se alimentan por sí mismos") su fuente de carbono es el dióxido de carbono (CO2) atmosférico. Con este compuesto (CO2), las células autotróficas construyen todas las biomoléculas que contienen carbono, para ser utilizadas para su propio crecimiento y como fuente de alimento de los heterótrofos. Ejemplo de organismos autótrofos son: las bacterias fotosintéticas, las cianobacterias y las hojas verdes de las
plantas. Los organismos heterótrofos (concepto que significa
"se alimentan de otros") no pueden utilizar el carbono atmosférico, por lo que este elemento es obtenido mediante la oxidación de nutrientes orgánicos en forma de moléculas orgánicas complejas, como por ejemplo, la glucosa. Las células de los animales superiores y de la mayoría de los microorganismos, son heterótrofas.

Autosuficiencia versus dependencia
Los organismos autótrofos son relativamente autosuficientes. Por otro lado, los organismos heterótrofos tienen la necesidad de obtener el carbono en formas más complejas, por lo que dependen de los productos elaborados por los autótrofos. Otra diferencia entre ambos grupos es la forma de obtener la energía necesaria para realizar sus procesos metabólicos. Los autótrofos, muchos de ellos fotosintéticos, utilizan la luz solar como fuente de energía, otros utilizan sustancias químicas para este propósito. Las cianobacterias son un ejemplo de esto, tienen la capacidad de utilizar el nitrógeno atmosférico para realizar sus procesos vitales. Mientras, los heterótrofos obtienen la energía de la degradación de los nutrientes orgánicos.

Ciclo básico del carbono
La relación dinámica de estos dos grupos es muy interesante, continua y cíclica. Vamos a repasar. Los autótrofos utilizan el CO2 atmosférico para construir biomoléculas orgánicas, además de producir oxígeno (solo los organismos fotosintéticos productores de oxígeno). Este es el comienzo de la cadena alimenticia. Por su parte, los heterótrofos consumen lo producido por los autótrofos (frutas, vegetales, la misma planta u organismo). O sea, los productos orgánicos producidos por los autótrofos pasan a ser los elementos nutritivos de los heterótrofos. A cambio, los heterótrofos devuelven a la atmósfera el carbono en forma de CO2 (durante el proceso de respiración) para ser utilizado nuevamente por los autótrofos, repitiéndose el ciclo indefinidamente. Esto es parte del fundamental ciclo del carbono. De esta manera, el oxígeno y el carbono están en un constante movimiento cíclico entre el mundo vegetal y el mundo animal.

Dato interesante
Fases oscura y lumínica de la planta
Aunque un organismo sea autótrofo, no todas sus células son autotróficas. En el caso de las plantas superiores, las células de las hojas verdes (con clorofila) son autotróficas, mientras que las células de las raíces (no contienen clorofila) son heterotróficas. Por otro lado, las hojas verdes son autótrofas en presencia de luz solar (fase lumínica). En oscuridad, oxidan los carbohidratos sintetizados durante el día, para obtener energía, comportándose de esta manera como un organismo heterótrofo.


ARTICULOS RELACIONADOS

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...