domingo, 3 de noviembre de 2013

La cobada en Isla de Mona

La Isla de Mona es una pequeña isla deshabitada localizada al oeste de Puerto Rico, en el Canal de la Mona. Tiene una abundante y variada vida animal y vegetal, incluyendo un sinnúmero de especies endémicas, algunas de ellas clasificadas como vulnerables. Está protegida como una Reserva Natural y sirve de laboratorio para investigaciones científicas. Esta pequeña isla ha sido catalogada como la isla más preciosa del mundo, por la prestigiosa revista Lonely Planet. Anualmente ocurre un evento natural conocido como la cobada de Isla de Mona, que ha despertado el interés de los investigadores desde hace muchos años.

La cobada
El lagarto de Isla de Mona,
otro residente de la isla
Durante el tercer y cuarto día después de la segunda luna nueva, tras el solsticio de verano, ocurre algo asombroso. El Coenobita clypeatus es un cangrejo ermitaño, llamado cobito en Puerto Rico, que llega al mar desde todas partes de la Isla de Mona para desovar. En esta migración hacia la playa hay miles y miles de caparazones chocando unos con otros, provocando en su frenética carrera a su destino, un ruido peculiar.

Miles de cobitos en la playa, listos para desovar
Llegados a la playa esperan en la orilla pacientemente el momento correcto, las 3:00 de la mañana aproximadamente, para lanzarse al agua a depositar los huevos. Ya en el agua, las hembras comienzan a soltar los huevos que se van alejando con el vaivén de las olas. Cuando los huevos hacen contacto con el agua eclosionan rápidamente. Las larvas llegan al fondo del mar y comienza su ciclo de vida, que en muchos casos es muy corto por acción de los depredadores. Los que logran sobrevivir, salen del agua, se consiguen una concha y continúan su vida en tierra.

La reproducción del cobito
En tierra firme, en el periodo de apareamiento, machos y hembras se reúnen para copular. Los espermatozoides son depositados por los machos, en las patas de las hembras, éstas a su vez los transfieren a su abdomen a través de unos orificios, donde ocurre la fecundación. Ya las hembras están listas, cargando en su cuerpo miles de huevos fertilizados que pronto liberarían en el mar, para dar paso a una nueva generación de cobitos.

Aunque los investigadores entienden que son las hembras las que viajan hacia la playa, todavía no están seguros de ello, porque se ha pensado que esta especie de cobito podría ser hermafrodita.

Observaciones de los científicos

Desde los años de 1990 se ha estudiado este fenómeno natural en la Isla de Mona y los científicos han notado una merma en la cantidad de cobitos que participan en la cobada. A principios de los estudios se estimaba que unos 12,000 cobitos llegaban a la playa a desovar, actualmente este número a disminuído significativamente. Los investigadores hasta el momento, no han encontrado una respuesta a esta interrogante. Esperemos que para el próximo año no siga esa tendencia de disminución, porque sería lamentable que perdiéramos ese evento natural tan fascinante. 

2 comentarios:

  1. Muy interesante, muy triste si se extinguen los cobos,espero que esto no suceda,... Tengo una pregunta, los Cobos se comen? Espero Que no,... Alguien me hizo esta pregunta y no he conseguido respuesta en ningun sitio, Solo tengo curiosidad. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es triste pensar que cualquier animal pueda extinguirse, particularmente por la acción humana. Contestando a tu pregunta, no sé la respuesta con certeza, pero es un tipo de cangrejo y se podría comer, pero es tan pequeño que no valdría la pena matarlo con ese fin. Espero que nadie quiera comer cobitos. Gracias por tu preocupación por esta especie tan interesante.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...