domingo, 20 de noviembre de 2011

Control de la natalidad en el mundo animal

La naturaleza con su sabiduría ha dotado a algunas especies de animales con la capacidad de controlar la natalidad de sus crías. Esto cumple con un propósito, asegurar la supervivencia de la especie. No siempre el entorno en que vive un animal ofrece las condiciones adecuadas para el nacimiento de las nuevas crías: escasez de alimento, escasez de agua, sobrepoblación de la especie y otras circunstancias que limiten las posibilidades de supervivencia.

¿Cómo trabaja la naturaleza?
Cuando una pareja se aparea, el macho fecunda el huevo (óvulo), pero la hembra tiene la capacidad de retrasar la implantación del huevo en la matriz (útero). Esto permite controlar el desarrollo embrionario y retrasar el nacimiento de las crías a conveniencia, esperando el momento propicio para que las nuevas crías no carezcan de alimento, agua o protección.

Ualabí rupestre en su entorno
natural: las rocas
Ualabí rupestre (Orden Marsupialia)
Es un marsupial exclusivamente australiano muy parecido al canguro. Este animal puede reproducirse todo el año, pero solo tiene una cría a la vez. Teniendo su cría en el marsupio (bolsa), la hembra puede quedar embarazada, pero el embrión se queda en estado latente hasta que el marsupio es abandonado por la cría anterior. Si hay sequía o escasez de alimento, el embrión retrasa su desarrollo hasta que éstas condiciones cambien favorablemente. Cuando la madre no encuentra alimento, deja de producir leche, y abandona a la cría a su suerte.

Crías de tejón recién nacidas
Tejón (Orden Carnívora)
El tejón se aparea todo el año, aunque la fecundación del huevo ocurra en el verano, no es hasta diciembre que la hembra lo implanta en el útero, para que las crías nazcan en la primavera, época en la que el alimento es más abundante. El tejón puede tener hasta 4 crías que son amamantadas hasta las 8 semanas de vida, cuando ya pueden salir a buscar alimento, aunque no son destetadas totalmente hasta que cumplen las 32 semanas.

Murciélago enano o común
Murciélago enano (Orden Chiróptera)
Se aparea en septiembre, pero la esperma fertiliza los huevos
 en la primavera. Si la comida es escasa el desarrollo embrionario del murciélago puede detenerse y continuar nuevamente cuando el alimento abunda. Normalmente nace una cría después de un período de gestación de entre 44 a 50 días y es lactada por 30 a 40 días, aunque ya a las tres semanas de vida es capaz de volar.

Armadillo de 9 bandas o armadillo grande
Armadillo grande (Orden Edentata)
El apareamiento ocurre en el verano, pero la hembra 
implanta el huevo en el útero tres meses más tarde para que las crías nazcan en la primavera, después de 120 días de gestación. Un dato curioso es que éste único huevo se divide en cuatro partes, dando lugar a que nazcan 4 crías idénticas del mismo sexo. Las crías nacen con la piel blanda, que se endurece formando las placas córneas a las pocas semanas de vida.

Oso marino
Oso marino sudafricano (Orden Pinnipeda)
Estos animales marinos se aparean entre noviembre y diciembre, pero la hembra no implanta el huevo en la matriz hasta 5 meses más tarde. Después de 7 meses de gestación nace una sola cría un año después del apareamiento. La cría puede ser amamantada hasta el año, aunque ya a los tres o cuatro meses es capaz de buscar su alimento.

Nutria marina con su bebé
Nutria marina (orden Carnívora)
El período de apareamiento puede ocurrir durante todo el año, así como también el nacimiento de las crías. La hembra controla el desarrollo embrionario hasta cuando haya abundancia de alimento. Tiene un período de gestación entre 6 y 9 meses y normalmente tiene una sola cría que es amamantada hasta los 6 u 8 meses de vida.


Vea este video de nutrias marinas, 
muy tierno

Marta
Marta (Orden Carnívora)
Se aparea entre los meses de junio y agosto, y los huevos que han permanecido en el útero materno son fecundados cinco o seis meses más tarde. Llegada la primavera nacen de tres a cinco crías después de un período de gestación de tan solo un mes y son destetadas a las seis semanas de nacidas.

Armiño
Armiño (Orden Carnívora)
El apareamiento ocurre entre los meses de mayo y junio. El huevo fecundado se implanta en el útero 10 meses más tarde para que las crías, que pueden llegar a 5, nazcan en la primavera, cuando la comida es más abundante. El período de gestación del armiño es de 3 a 4 semanas. A las cinco semanas de vida son destetadas.

Como hemos visto en estas especies de animales, aunque son de distintas órdenes, todas tienen algo en común: la capacidad de controlar el nacimiento de sus crías a conveniencia.



ARTICULOS RELACIONADOS

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...