martes, 14 de octubre de 2014

Nikola Tesla: el genio del futuro que vivió en un pasado ingrato

Nikola Tesla fue un físico, matemático, ingeniero eléctrico, inventor y más que todo esto, un genio, que se podría decir, muy mal comprendido. Nacido a mediados del siglo XIX, Tesla fue un hombre con una mente genial y extraordinaria que no fue muy bien aceptado por su generación. Nació en la actual Croacia y desde su niñez mostró una capacidad increíble para la invención, para la creación de equipos y máquinas, lo que para mí es muy impresionante, ya que juntando materiales que tuviera a la mano, hacía algún equipo con alguna utilidad.

Inventos 
Tesla fue el inventor o el precursor de muchos inventos que son utilizados hoy en día como por ejemplo: la rioastronomía, los rayos X, el control remoto, el radar, la radio (aunque se le atribuye a Marconi), los motores CA (corriente alterna) que están bajo patente de Westinghouse y otros inventos importantes. Gracias a Tesla el mundo ha progresado significativamente y tenemos las facilidades y comodidades que provee la electricidad. Aunque trabajó para algunas compañías, a la larga estas compañías se quedaban con sus inventos, por lo que no se le dió crédito a su trabajo. 

Tesla y sus inventos
Hasta tiempos recientes, Nikola Tesla fue un científico un tanto ignorado y echado a un lado. En la actualidad, tal vez gracias a la difusión masiva de la internet los descubrimientos, inventos y trabajos de Tesla se están dando a conocer y otorgándole a este genio el sitial y el reconocimiento que se merece. Con seguridad Tesla sabía que ese momento llegaría cuando dijo: “El futuro pondrá las cosas en claro y a cada uno en su sitio según sus méritos. El presente les pertenece. El futuro, que es en realidad para lo que yo trabajo, será mío”.  Muy bien por él, porque su momento ha llegado.

La relación con Edison
El laboratorio de Tesla
El interés de Tesla no era solo su beneficio personal, aunque claro, tuvo enfrentamientos con sus jefes por dinero, ya que no se le querían honrar sus inventos. Es lógico ese sentir, ya que era algo merecido y justo por su trabajo. Sus decisiones de abandonar las compañías en las cuales trabajaba por la falta de compromiso de éstas, es merecedor de quitarse el sombrero ante él, porque no creo que él necesitara a las compañías, al contrario, el mundo necesitaba a más hombres como Nikola Tesla.

Por ejemplo, por su ingenio y su inventiva, Thomas A. Edison no lo recibió muy bien, ya que Nikola mostró una inteligencia superior a la suya. Tesla no hacía planos, sino que lo memorizaba todo, demostrando que no era un hombre de esa época, era un hombre para el futuro, por lo que no fue muy bien entendido. Tesla era un hombre que no necesitaba experimentar, él solo pensaba, analizaba, y ensayaba en su mente sus invenciones, algo que no muchos eran capaces de hacer. Siempre tenía las soluciones a los problemas técnicos sin ninguna dificultad por lo que en muchos casos fue rechazado, ya que una mente así no es fácil de asimilar. Esa fue una de la razones por las que Edison no lo aceptaba. La forma de trabajar de Edison era la de ensayo y error, mientras que para Tesla todo era tan sencillo, por lo que parece que a Edison lo hacía sentir amenazado. Al fin y al cabo los trabajos que hizo en la compañía de Edison terminaron siendo patentados por éste, quitándole el mérito al trabajo de Tesla. Injusto sí, pero ya la historia se ha dado a conocer, haciéndole justicia a quien se la merece.

La pasión de Tesla: beneficiar a la humanidad
La Torre Wardenclyffe
Era un apasionado de su trabajo, un inventor incansable, tanto así que en varias ocasiones estuvo al borde de la muerte porque estaba tan metido en su trabajo que no se preocupaba por su salud, no descansaba lo necesario para que su cuerpo se recuperara. Habiendo conocido un poco de la vida y obra de este hombre me hace pensar que para lograr muchas cosas es importante tener esa pasión, esa dedicación que él le ponía a todos sus trabajos. Si más personas le dieran esa dedicación a lo que hacen, particularmente como él lo hacía, que dedicó su vida a la creación de inventos para beneficiar a la humanidad, nuestro mundo sería un poco mejor.

Su gran interés era beneficiar a la humanidad. Intentó crear una forma de energía que no requiriera cables, con la intención de distribuirla al mundo entero. Imaginen eso, sería una energía limpia, que tal vez no necesitara ningún tipo de combustible, pero una invención así tal vez no sería lo que los grandes poderes quisieran, ya que algo como eso no movería mucho la economía, ni beneficiaría a esos pocos que tienen el control.

Definitivamente, Tesla era un genio, una extraordinaria mente para la ciencia y la tecnología, pero la pasión por su trabajo lo fue desgastando. Una gran parte de la etapa final de su vida la vivió luchando en un proceso judicial que entabló relacionado a la invención de la radio, que se disputaba con Marconi. Tesla había inventado un dispositivo similar, al menos 15 años antes. Pero a la larga se hizo justicia, ya que en la década de los cuarenta el Tribunal Supremo de los Estados Unidos dictaminó que la patente relativa a la radio era legítimamente propiedad de Tesla, reconociéndolo legalmente como inventor de ésta. Aunque esto fue así, para el resto del mundo se siguió considerando a Marconi como su inventor.

Lamentablemente una mente tan brillante como la de Nikola Tesla se fue perdiendo en la soledad y en el olvido. A pesar de su ingenio y su inteligencia, Nikola Tesla, según iba envejeciendo se hacía más excéntrico, solitario y desconfiado, muriendo en la desgracia y la pobreza. Tal vez Nikola Tesla no haya sido un científico muy conocido, pero las aportaciones que hizo a la humanidad, aunque hayan sido de forma anónima, fueron extraordinarias. Fue desafortunado lo que él pasó como inventor y científico, pero ya la sociedad le está dando su sitial como lo que fue, un genio y una extraordinaria mente científica que vivió en un pasado ingrato.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...