miércoles, 1 de octubre de 2014

El método científico como herramienta investigativa

Para llegar a conclusiones empíricas, repetibles y certeras, el método científico es ideal como herramienta de investigación, el cual puede ser utilizado no solo en el campo científico, sino en cualquier campo del saber. Aunque es una metodología confiable, si se lleva a cabo correctamente, en algunos casos se pueden presentar problemas con su uso. En el medio científico, cuando el método es utilizado en el campo de trabajo, en algún experimento, los resultados obtenidos pueden ser repetidos y emulados porque conllevan una metodología que nos permite repetirlo. Pero cuando ese método científico es utilizado, por ejemplo, en el área de las ciencias sociales puede tener resultados que no son repetibles. Esto es así por tratarse de seres humanos, cambiantes, y porque pueden presentarse situaciones en las que los prejuicios o preconceptos del investigador puedan afectar los resultados.

De todas maneras, utilizar el método científico es la forma más adecuada para llevar a cabo una investigación, de la índole que sea o para resolver el problema que nos supone una inquietud. Cuando tenemos una problemática de frente, y queremos explicaciones, razones o motivos, y necesitamos darle una solución, la mejor y más adecuada manera de hacerlo es utilizando un método que nos permita: observar, razonar y concluir, como lo es el método científico.

¿Por qué el método científico es tan importante para una investigación?
La observación nos conduce
al conocimiento.
Porque desde su creación ha ayudado a la investigación de forma sistemática y metódica para obtener racionalmente unos resultados que nos permitan llegar a la resolución del problema. Es un método que provee confiabilidad y validez si es ejecutado correcta y adecuadamente a la hora de exponer y confirmar una hipótesis o teoría. El propósito de utilizar el método científico es explicar de forma objetiva y válida las observaciones que nos han llevado a plantearnos un problema y que nos han inducido a la investigación, ya que nos provee unos datos confiables, con los cuales podamos llegar a conclusiones irrefutables y comprobables. El método científico consta de unos procesos sistemáticos que nos permiten realizar la investigación de forma ordenada y práctica.

Entendiendo el método científico
Interrogantes, preguntas,
planteamiento de problema. 
Para entender el método científico es importante conocer sus componentes y qu implicaciones tiene cada uno de ellos. Cuando decidimos comenzar una investigación es porque nos hemos encontrado con una problemática que requiere una solución. Esta problemática ha llegado a nosotros a través de la observación, que es el primer paso de este método. La recopilación de estas observaciones nos servirán de base para el planteamiento del problema o de la hipótesis a la que llegamos como posible explicación de la problemática. La hipótesis es el segundo paso del método científico y nos sirve de guía para dirigir la investigación haciendo más observaciones, investigaciones o experimentos.

Experimentación


Ya establecida la hipótesis, comenzamos la experimentación. Esta debe contener una metodología clara y explícita que pueda ser repetida por algún otro investigador para verificar los datos obtenidos. Con la experimentación se pretende obtener datos que nos permitan aceptar o refutar la hipótesis planteada. Los datos obtenidos deben ser confiables, reales, basados en hechos comprobables, que no deben estar sujetos a subjetividades, ni a prejuicios. Deben ser manejados con honestidad y no ser manipulados para obtener algún beneficio. Minimizar los posibles errores al obtener los datos, minimizar los errores estadísticos y utilizar grupos control para contrarrestar o comparar los datos obtenidos, es importante.

Análisis de datos
Luego de la obtención de datos, llega el análisis de los mismos. Estos datos nos permiten llegar a unos resultados y a unas conclusiones. Los datos deben ser analizados, comparados, permitiéndonos de esta forma concluir si la hipótesis planteada es correcta o incorrecta, si se acepta o se rechaza. Estos datos deben pasar por alguna técnica de análisis de datos o instrumentos de medición que den confiabilidad. Ya analizados los datos se llega a una conclusión en la que se pueden establecer relaciones, predicciones y planear futuras investigaciones relacionadas a la problemática inicial. En caso de que la experimentación realizada no contesta la pregunta o preguntas planteadas inicialmente, se debe establecer una nueva hipótesis y comenzar nuevamente para tratar de contestar la interrogante.
Conclusión, recomendaciones
y exposición de la investigación

El método científico nos permite, en base a los resultados obtenidos, hacer recomendaciones para la solución de los problemas. Por tal razón, la utilización de este método como fuente de investigación es la mejor herramienta que un investigador puede tener, si se realiza con objetividad, honestidad y lógica.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...