domingo, 6 de marzo de 2011

Donación de órganos: salvando vidas

Donando órganos podemos salvar muchas vidas o mejorar la calidad de vida de muchas personas. Es un regalo vital y humanitario que podemos ofrecer después de nuestra muerte.

¿Qué es un trasplante?
Un trasplante es toda donación de órganos que se hace con el propósito de sustituir un órgano o tejido que ya no funciona por otro que sí lo hace. El objetivo es restituir las funciones corporales que han sido perdidas. En muchos casos, el trasplante se convierte en la única forma en que una persona puede recuperar su calidad de vida o incluso salvar su vida. 

Existen cuatro tipos de trasplantes:
  • Autotrasplante - Es cuando el donador y el receptor son una misma persona. Un ejemplo sería cuando se realiza un injerto de piel.
  • Isotrasplante - Cuando el donador y el receptor son genéticamente idénticos, como es el caso de los gemelos univitelinos o gemelos idénticos.
  • Alotrasplante - Cuando el donador y el receptor son de una misma especie pero genéticamente diferentes. Esta es la donación de órganos que comúnmente conocemos de un ser humano a otro.
  • Xenotrasplante - Cuando el donador y el receptor son de diferente especie. Un ejemplo sería de un mono o un cerdo a un ser humano.

Trasplante de órganos en vida
El alotrasplante es la intervención más utilizada y no necesariamente los órganos vienen de personas muertas. También una persona en vida puede donarlos como es el caso de los riñones y la médula ósea. Para poder ser considerado como donante, la persona tiene que tomar la decisión. En caso de ser menores de edad, la decisión le corresponde a los padres. Lamentablemente no muchas personas toman esta decisión que le puede salvar la vida a muchas otras y como resultado cada vez son más los que pierden la esperanza de recibir una donación que les permita continuar viviendo.

Razones para ser un donante de órganos
  • Un solo donante puede salvar la vida de varias personas
  • No existen razones éticas, morales o religiosas (salvo en el caso de religiones más extremistas) que impidan este proceso.
  • La extracción de los órganos se lleva a cabo con todo respeto y sin afectar la dignidad estética del cuerpo.
  • No interfiere en nada con los arreglos funerarios.
  • La decisión de ser donador no afecta la atención médica que se recibe en vida.
  • El ser donador no implica ningún gasto extra para la familia.

Ejemplos de órganos que se pueden donar
  • Páncreas - Ayudaría a mejorar notablemente la calidad de vida de un diabético.
  • Hígado - Son miles los que están en lista de espera por un hígado que cambiaría sus vidas.
  • Riñón - Le devolvería la salud a quien lo necesita, ayudándole a filtrar las toxinas de su sangre y protegerlo de infecciones.
  • Cartílago - Serviría para curar las rodillas dañadas de algún deportista o cualquiera que lo necesite.
  • Córnea - Reemplazaría la córnea dañada de algún paciente y le permitiría recuperar su visión.
  • Pechos - Tejido mamario sano se utilizaría para rellenar los huecos dejados por una mastectomía.

Puedes ser un donante
Para convertirse en un donante es muy importante obtener una tarjeta de donación voluntaria que se obtiene en un registro nacional de trasplantes de tu país. Esta tarjeta es un documento legal, por lo que se pide que sea firmada por dos testigos. Es fundamental que lo notifique a su familia, ya que ellos asumen la responsabilidad final sobre su cuerpo y es posible que reaccionen de forma negativa al procedimiento que podría salvar muchas vidas. Ayuda a salvar vidas... dona tus órganos.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...