lunes, 7 de enero de 2013

¿Cuánto viven los seres vivientes?

Todos los seres vivos tienen un ciclo de vida: nacen, crecen, se reproducen, y en su momento... mueren. El periodo de vida de los seres vivos varía considerablemente unos de otros. Algunos viven solo unas pocas horas, como las moscas; otros hasta miles de años, como algunos árboles. Estas diferencias están determinadas por varios factores. Según los estudiosos del tema, el ciclo de vida depende de la lentitud de su crecimiento, del ritmo cardiaco, del tamaño del cerebro y del cuerpo. En el caso de los animales, el ciclo de vida aumenta según su tamaño. Una razón para esto, es que las funciones corporales son más lentas mientras más grande es el animal.

A modo de comparación, veamos el caso del ratón versus el elefante. Un diminuto ratón vive unos 2 años, respira unas 150 veces por minuto, y su corazón late 600 veces por minuto. Un elefante puede vivir sobre 70 años, respira 6 veces por minuto, y su corazón late unas 30 veces por minuto. El ritmo acelerado del ratón desgasta su organismo más rápidamente, acortando su tiempo de vida. Esto no significa que organismos parecidos tengan ciclos de vida similares. Otros factores pueden afectar este ciclo. 

Lirón
Por ejemplo, el lirón es muy parecido al ratón, pero existe una diferencia que le permite vivir más tiempo. El lirón es un animal que hiberna, pasando varios meses del año en este proceso. Durante este periodo se reducen sus procesos corporales, gastando menos su organismo.

Factores que afectan el ciclo de vida

Salamandra gigante
El ciclo de vida conocido por los científicos está basado en los animales en cautiverio, ya que es muy difícil establecerlo en su estado natural. Los animales en cautiverio están mejor alimentados y mejor cuidados contra enfermedades. Mientras que los animales en su ambiente están expuestos a morir tempranamente por accidentes, enfermedades, depredación. Cuando la población de una especie aumenta, se exponen al hambre y a la violencia. Otros animales mueren en el proceso de migración.

En algunas especies, el ciclo de vida está determinado por el sexo. Por ejemplo, la viuda negra hembra puede vivir unos 9 meses, mientras el macho solo vive 3 meses. Otro caso es el de las abejas. La hembra vive unas 8 semanas, mientras el macho solo unas 4 semanas.

Baobab: árbol milenario
En el caso de los árboles, mientras más lento es su crecimiento, mayor es su longevidad. La mayoría de los árboles que sobrepasan los miles de años son aquellos que producen madera de construcción. Mientras, los frutales no pasan de los 100 años.




viernes, 4 de enero de 2013

Características generales de los tejidos del cuerpo humano

La célula es la unidad básica de las estructuras y funciones del cuerpo. Están organizadas en grupos y capas llamados tejidos. Cada tejido está compuesto de células similares que se especializan para llevar a cabo funciones particulares. En el cuerpo existen 4 tipos principales de tejidos: el tejido epitelial, el tejido conectivo, el tejido muscular y el tejido nervioso.

En general cada tejido del cuerpo tiene su función específica. El tejido epitelial forma una cubierta protectora para el cuerpo y los órganos. Tiene funciones de protección, excreción, secreción y absorción. El tejido conectivo lleva a cabo muchas funciones que mencionaremos luego. El tejido muscular es el responsable de producir movimiento. El tejido nervioso se especializa en conducir impulsos que ayudan a controlar y coordinar las actividades del cuerpo.


Tejido epitelial
El tejido epitelial está distribuído a través de todo el cuerpo, cubriendo todas las superficies internas y externas, incluyendo los órganos y las cavidades. Siempre tiene una superficie libre expuesta al exterior o a un espacio interior abierto. El tejido epitelial está entretejido y se adhiere a otras células o estructuras por una delgada capa llamada membrana basal, contiene poco material intercelular y se reemplaza contínuamente.


Las células epiteliales son clasificadas tomando en cuenta diferentes criterios. Se clasifican por su forma, su función y por la disposición de las capas celulares. Por la forma de sus células se identifican 3 tipos: escamosas, cuboideas, cilíndricas. Por su función o el revestimiento de órganos o estructuras están: la capa de membranas mucosas, el epitelio glandular, el endotelio y el mesotelio. Con relación a la disposición, se clasifican de acuerdo al acomodo o distribución en el tejido: simple (capa celular gruesa), estratificada ( capa gruesa de varias células), seudoestratificada (consta de varias capas pero partiendo de la superficie de la membrana basal), de transición (varias capas de células aglomeradas, blandas, flexibles y de fácil distinción).

Tejido conectivo
Este tipo de tejido lleva a cabo muchas funciones, algunas de ellas son: sostén, movimiento, inmunidad del organismo, producción de sangre y anticuerpos, nutrición de otros tejidos, etc. Existen distintos tipos de tejido conectivo: tejido conectivo propiamente dicho, tejido conectivo laxo, tejido conectivo denso, tejido conectivo especializado. La diferenciación de los distintos tipos de tejidos es determinada por su matriz (material intercelular) y su vascularidad. La vascularidad del tejido conectivo laxo es abundante (gran cantidad de vasos sanguíneos), en el conectivo denso es poco, mientras el cartílago es avascular (no contiene vasos sanguíneos). La matriz varía en tipo y cantidad dependiendo del tipo de tejido conectivo. En la matriz existen 3 tipos de fibras glucoproteícas en proporciones variables: colágenas, elásticas y reticulares.

  • Fibras colágenas - son de amplia distribución en el cuerpo, no son elásticas y tienen gran fuerza tensil, como el caso de los tendones. Están formadas por moléculas de colágeno.
  • Fibras elásticas - proveen elasticidad y extensibilidad a los tejidos, permitiendo que estos se expandan y se contraigan como ocurre con las paredes de las arterias grandes. Las fibras elásticas están compuestas por una proteína llamada elastina.
  • Fibras reticulares - están compuestas de fibrillas de colágeno, con la diferencia que en las fibras reticulares las fibrillas forman una red laxa y delicada, que forman parte de la membrana basal en las cuales se acomodan las células epiteliales.
Tejido conectivo laxo
Las fibras de este tejido llena espacios entre órganos, no están estrechamente entrelazadas y existen 3 tipos: areolar, adiposo, reticular.
  • Areolar
Es el tejido de mayor distribución en el cuerpo. Es flexible y está atravesado por múltiples y delicados filamentos que lo hacen resistente a los desgarros, dándole cierta elasticidad. Sirve de sostén, rodea los órganos, músculos, vasos sanguíneos y nervios. También rodea el cerebro y la médula espinal con una delicada membrana, además de componer la aponeurosis superficial que se encuentra en la parte profunda de la piel. El tejido areolar contiene fibroblastos, histocitos, leucocitos y células cebadas.
  • Adiposo
Es un tejido areolar que posee células que contienen grasa o lípidos. El tejido adiposo actúa como un empaque elástico y firme, alrededor y entre órganos, fibras musculares, nervios y vasos sanguíneos de sostén. La función del tejido adiposo es proteger al cuerpo de la pérdida excesiva de calor o de la elevación exagerada de la temperatura. Esto ocurre porque la grasa es mala conductora de calor.
  • Reticular
Las fibras reticulares están diseminadas en el cuerpo. Forman el armazón del tejido linfoide, hígado, médula ósea, mucosas respiratorias y el aparato digestivo.

Tejido conectivo denso
Está compuesto de fibras colágenas y elásticas adheridas firmemente. Tiene menos células que el tejido conectivo laxo. Se le clasifica en regular o irregular de acuerdo a la disposición de sus fibras y de la proporción de colágeno y elastina que contenga. Una distribución regular se encuentra en tendones, ligamentos y aponeurosis. Una disposición irregular se encuentra en la dermis (capa principal de la piel) y en vainas musculares.

Tejido conectivo especializado
Los tejidos especializados son: cartílago, hueso, dentina, sangre y tejido hematopoyético, además del tejido linfoide.


Cartílago
Está compuesto por células llamadas condrocitos con fibras colágenas y elásticas en su firme matriz, que le proveen al cartílago elasticidad y resistencia. Existen 3 tipos de cartílago:
  • hialino - es translúcido por la abundante cantidad de fibras colágenas en su matriz. Es precursor del sistema esqueletal.
  • fibroso - es denso y resistente al estiramiento. Se encuentra entre las vértebras de la columna vertebral.
  • elástico - es más elástico que los anteriores porque en él predominan las fibras elásticas. Se encuentra en la epíglotis, porciones de la laringe, en la trompa de Eustaquio.

Hueso
Es un tejido viviente y firme en constante renovación. Posee vasos sanguíneos y nervios. Hay dos tipos: compacto (forma la capa externa densa de los huesos largos), y esponjoso (forma el tejido más interno y ligero del hueso).

Dentina
Está relacionada con el hueso, forma los dientes. Es más dura y densa que el hueso.

Sangre
Tejido líquido que transporta, a través del cuerpo, nutrientes a las células y recoge productos de desecho para su eliminación.

Tejido hematopoyético
Es el tejido encargado de producir la sangre en la médula ósea.

Tejido linfoide
Este tejido es de vital importancia para la inmunidad del cuerpo. Se encuentra en los ganglios linfáticos, timo, bazo y amígdalas.

Tejido muscular
Existen 3 tipos de tejido muscular: estriado, liso y cardiaco. El músculo estriado, también llamado voluntario, tiene estriaciones transversales y puede ser controlado a voluntad. El músculo liso (involuntario), no tiene estriaciones y es controlado por el sistema nervioso autónomo. El músculo cardiaco está exclusivamente en el corazón, y aunque es estriado, no puede ser controlado voluntariamente como el músculo estriado.

Tejido nervioso
Es el tejido más altamente organizado. Su función es iniciar, controlar y coordinar la capacidad del cuerpo para la adaptación con el medio ambiente. El tejido nervioso se divide en: tejido nervioso propiamente dicho y neuroglia (tejido conectivo intersticial). La neoroglia es el tejido que enlaza a las neoronas para formar vías nerviosas. Es el sostén del sistema nervioso. Las neuronas son las células especializadas del sistema nervioso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...